La crisis va por barrios: el País Vasco resiste gracias a la industria y Andalucía se desmorona por culpa de casi todo

(PD).- El fuerte deterioro económico está afectando de distinta manera a las comunidades autónomas. Así, mientras las regiones más expuestas al parón inmobiliario y con gran presencia de la industria auxiliar del ladrillo «casi con toda seguridad» han entrado en recesión en el cuarto trimestre del año, el País Vasco vive la crisis «con cierto retraso frente al resto de España» debido a que tiene un sector industrial muy fuerte orientado a la exportación que aún no ha experimentado sus efectos.

En opinión de Victorio Valle, director general de la Fundación de Cajas de Ahorros (FUNCAS), Navarra y el País Vasco fueron las comunidades autónomas que en el 2008 experimentaron un mayor crecimiento de su PIB regional, un 1,82 y un 1,79%, respectivamente, mientras que Asturias fue la autonomía que registró el más bajo, sólo un 0,82%, según un estudio presentado hoy que recoge una estimación provisional de las evolución del PIB por regiones durante el pasado año.

En rueda de prensa, Valle ha comentado que FUNCAS no ofrece valores de crecimiento semestrales por comunidades pero ha asegurado que, de ser así, «casi con toda seguridad» en el segundo semestre de 2008, la mayoría de las comunidades hubiera tenido una evolución negativa. Con ello, Valle ha querido incidir en que todas las autonomías están viviendo la crisis con más o menos intensidad, igual que ocurre en la economía nacional», que cerró el año con un crecimiento del PIB regional del 1,15% frente al 3,56% registrado en 2007.

En su análisis regional, Valle ha agrupado las comunidades en diferentes categorías: las que cuentan con estructuras diversificadas y peso en todos los sectores, que «han capeado mejor la crisis», y aquí ha situado a Navarra, La Rioja y el País Vasco. No obstante, ha puntualizado, que el País Vasco vive la crisis «con cierto retraso frente al resto de España» debido a que tiene un sector industrial muy fuerte que aún no ha experimentado sus efectos.

Comunidades insulares

Valle también se ha referido a las comunidades insulares que se «han salvado» por el sector servicios y a las que se «han mantenido» por la agricultura (Extremadura, Murcia y Castilla y León). Frente a estos dos grupos, otras han discurrido como la media española (Aragón, Galicia, Cantabria y la Comunidad Valenciana) y hay autonomías donde «se ha producido un derrumbe en la industria y la construcción que no se ha visto compensado con otros sectores», y ahí situó a Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, en «los peores niveles de la escala».

Finalmente, Valle ha querido dejar constancia de la singularidad de Cataluña, que ya tiene un gran grado de madurez y, aunque no crece de forma significativa, tiene un comportamiento positivo en todos los sectores si bien su evolución ha sido por debajo de la media nacional.

Otro mensaje que el director de FUNCAS ha querido transmitir es que en términos de producción «sólo Asturias ha tenido un crecimiento inferior al de Europa», es decir, «que no sólo las comunidades autónomas han crecido positivamente sino que la mayoría han crecido por encima de la media europea». Sin embargo, en términos de renta regional por habitante en paridad de poder de compra hay un retroceso en la convergencia con Europa ya que, en España, el PIB por habitante en el 2008 fue un 99,6% y del 100,74 en el 2007.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído