ALGUNOS MONETARIOS, VALOR REFUGIO TRADICIONAL

Los fondos, sin un grado de riesgo, dejan de ser rentables

Pese a todo, los ahorradores conservadores aún optan por los de renta fija

Los fondos, sin un grado de riesgo, dejan de ser rentables
María Dolores Dancausa. PD.

Las altas remuneraciones de los depósitos en el pasado más cercano han pasado prácticamente a la historia y los bajos tipos de interés han reconducido gran parte de los ahorros a productos con más valor como los fondos de inversión. Sin embargo, en la actual coyuntura que se presume larga, no todos los fondos son rentables ni para los clientes ni para las propias entidades o gestoras. La reformulación de las carteras de fondos que han comenzado a aplicar la mayoría de los bancos busca un traspaso hacia productos con algún rendimiento, ya que algunos fondos monetarios han llegado a entrar en pérdidas en los últimos meses. Pese a todo, las opciones conservadoras pesan aún mucho en los ahorradores que optan por fondos de renta fija.

Las continuadas rebajas de los tipos de interés oficiales, hasta mínimos históricos, y las penalizaciones a los depósitos de alta remuneración de los bancos, por parte del Banco de España, han condenado a miles de ahorradores a buscar alternativas en las que buscar rentabilidad en otros productos, sobre todo en fondos de inversión o aquellos recursos fuera de balance, como suelen calificar las entidades a estos vehículos de ahorro.

Sin embargo, las actuales circunstancias ya no permiten obtener la más mínima rentabilidad con algunos tipos de fondos, como ocurre con los monetarios. «En los últimos meses, algunos monetarios ya han entrado en terreno de pérdidas», confirma el director comercial de fondos de inversión de Bankinter, Raúl Moreno.

La consejera delegada de este banco, María Dolores Dancausa, ya anunciaba que los fondos monetarios, que tienen un peso del 38% al cierre de septiembre en la cartera de la entidad, tendrían que dar paso a «otros con más valor añadido», principalmente para los clientes, pero también para la propia entidad, ya que sin la satisfacción del cliente (un rendimiento) el negocio se resiente.

El director comercial de Bankinter sostiene que el replanteamiento de las carteras de fondos es generalizado en todo el sector, tanto por el beneficio del cliente como de las propias entidades. Raúl Moreno reconoce que el sesgo conservador era predominante entre los clientes de fondos de Bankinter, cuando hace unos cuatro años suponían hasta el 40%. Al cierre del pasado mes de septiembre, su peso se ha reducido a la mitad (20%), al no obtener las rentabilidades de hasta el 4% que se podían obtener con los mismos.

«Las rentabilidades libres de riesgo ya se pagan al 0% y eso sin descontar las comisiones que se cobran», afirma Moreno. «Tenemos que reconducir, siempre en función del perfil del riesgo, las inversiones en fondos a alternativas con cierto riesgo, porque sin ello no hay rentabilidad».

Este directivo de Bankinter mantiene que se puede invertir en fondos de renta fija, siempre y cuando «se asuma un riesgo mayor en el plazo, por ejemplo entre uno y cuatro años», periodo en los que la volatilidad oscilaría entre el 2,3% y el 5%. Raúl Moreno también destaca la opción más novedosa de los fondos de retorno absoluto que «ofrecen rentabilidades positivas ante cualquier escenario» y tan sólo con una volatilidad del 2% aunque con mayores comisiones.

Otras de las alternativas serían los fondos mixtos, con una composición de renta variable y fija en función del perfil de cada cliente, aunque sus volatilidades podrían dispararse hasta el 7%, según apunta Moreno.

AVERSIÓN AL RIESGO

La inestabilidad se ha instalado en las últimas semanas en los mercados bursátiles y las peores perspectivas macroeconómicas, sobre todo en la eurozona, han disparado la aversión al riesgo de un buen número de inversores, que buscan rentabilidad pero con el temor a no perder lo invertido en estos momentos tan complejos. «Muchos buscan refugio en los monetarios, pero el mercado siempre tiene un suelo», argumenta Moreno.

Banco Sabadell ha reconducido una buena parte de los ahorros de sus clientes hacia los fondos de inversión, al menos para poder ofrecer algo más de rentabilidad. Los fondos de renta fija han tenido un significativo crecimiento del 31,5% hasta septiembre en comparativa interanual. Fuentes del Sabadell confirman que esta evolución se debe «a la preferencia de los clientes a opciones más conservadoras» y no obedece a una política comercial.

Bien es cierto, que los incrementos más significativos se registran en los fondos mixtos (93,7%) y en los de renta variable (73,2%), aunque en términos absolutos no tengan aún un peso significativo en la composición de la cartera de fondos de inversión: 1.678 millones de euros y 1.013 millones, respectivamente. El grueso de la cartera radica en Sicav o gestoras externas.

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído