NADA DE FOTOGRAFÍAS NI DE INFORMACIONES PERSONALES

Consejos para redactar un currículum en inglés

Bien sea porque estamos en las redes sociales, bien porque queremos estudiar o trabajar en el extranjero, siempre es conveniente tener un CV en inglés, que no sea una simple traducción, sino que se adapte a los usos del mundo anglosajón

Consejos para redactar un currículum en inglés
Entrevista de trabajo

En el mundo actual no nos basta con tener bien hecho nuestro currículum vitae en español. Es muy conveniente, también, contar con uno en inglés. Las razones para ello son múltiples. Por ejemplo, todos nosotros estamos en las redes sociales, que es dónde nos pueden encontrar personas de todo el mundo con intereses profesionales similares a los nuestros, o con necesidades profesionales que nosotros podemos satisfacer. Y no digamos ya si lo que pretendemos es estudiar o trabajar en el extranjero. Por ello, no hay que limitarse simplemente a traducir nuestro CV al inglés; conviene adaptarlo también a los usos del mundo anglosajón. Para ello, Kaplan International English ofrece los siguientes consejos.

Nada de fotografías ni de informaciones personales

Para empezar, poner una foto no sirve de nada. De la misma forma, deben evitarse las informaciones personales tales como la edad o la situación familiar, con el fin de respetar la legislación contra la discriminación.

Intereses personales: vuestras aficiones son vuestras amigas

En el mundo anglosajón se concede mucha importancia al apartado de los CV relacionado con los intereses y las aficiones. Es importante mencionar si se pertenece a alguna asociación, a algún club deportivo, o si se desarrolla cualquier otra actividad extraprofesional, sobre todo si se trata de personas jóvenes que carecen o que apenas cuentan con experiencia profesional. Las actividades relacionadas con el voluntariado se valoran especialmente.

El objetivo profesional

Todo CV en inglés empieza siempre con una presentación corta del objetivo profesional que se persigue. Se trata de un breve resumen del perfil profesional y de puesto que se pretende conseguir. Se habla de resumen ejecutivo o de objetivo profesional y los anglosajones, en particular los estadounidenses, prestan mucha atención a esas dos o tres frases, que pueden presentarse en forma de puntos. En esta parte, uno debe ‘venderse’ en pocas palabras bien escogidas.

Orden anti cronológico

En el apartado sobre formación hay que encontrar los equivalentes ingleses a nuestros títulos si éstos no son conocidos en el extranjero. En este apartado, al igual que en el de la experiencia laboral, la presentación se hace siempre en orden anti cronológico. Se indica, en primer lugar, las experiencias o los títulos más recientes y se va descendiendo hasta llegar a los más antiguos. También hay que prestar atención a las fechas, porque en Estados Unidos se escriben de forma diferente. El orden, para ellos es mes-día-año.

Concisión y precisión

En un CV en inglés hay que ser conciso e indicar los logros clave, los objetivos concretos que se han alcanzado a través de las experiencias. En el apartado ‘Core skills’ deben incluirse conocimientos como idiomas o informática. Hay que indicar el nivel de dominio en cada una de estas cualificaciones, sin mentir al respecto.

Por último, un consejo práctico para los jóvenes. Nunca hay que poner «sin experiencia»; hay que escribir «recién titulado».

economiadelavida@periodistadigital.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Lo más leído