La tercera carrocería del Seat León, el ST o familiar, también contará a partir de primavera con las deportivas siglas de alto rendimiento de la firma española, es decir, Cupra

Seat León ST Cupra, alto rendimiento en familia

Con ello se convierte en uno de los compactos más deportivos y polivalentes de su segmento, pues su chasis mantiene intacto su ADN

Seat León ST Cupra, alto rendimiento en familia
cupra4 The Motor Lobby - T.R

La combinación de carrocerías familiares con mecánicas de altas prestaciones no es novedosa en el mercado. Sin embargo, para las marcas satélites de los grandes grupos automovilísticos su implantación sí que es más reciente y supone un salto cualitativo tanto a nivel técnico como de imagen. Es el caso del Seat León ST Cupra, el primer familiar con el ADN deportivo de la casa de Martorell que, con dos niveles de potencia de 265 o 280 cv, se erige como un perfecto compañero de viaje para combinar el ocio en familia con un puntito de diversión al volante.

El León ST Cupra deriva del León ST, es decir, del primer León con carrocería de tipo ranchera de la historia del compacto español. Inauguradas las siglas Cupra (Cup Racing) por el pequeño Ibiza allá por 1996, poco a poco el camuflaje deportivo se ha ido extendiendo hasta alcanzar a las tres carrocerías del actual León: SC o 3 puertas, compacto de 5p y este familiar ST a partir del segundo trimestre del año.

Como las otras versiones, el León ST Cupra monta en exclusiva un motor de cuatro cilindros y 2 litros, de inyección directa y turboalimentación, pudiéndose combinar con el cambio manual (de serie) o el automático DSG (en opción). A diferencia de su primo alemán el Golf Variant R (con el que comparte plataforma, MQB), el León ST Cupra renuncia a la tracción total y apuesta por la delantera, aunque cuenta con el exclusivo diferencial autoblocante activo del eje delantero para que ninguno de los 350 Nm de par se disipe ante las aceleraciones más fulgurantes.

Y si no mirar las cifras oficiales. Un carguero, cuya capacidad de carga es de 1.470 litros con los asientos traseros abatidos, que es capaz de esprintar de 0 a 100 en 6 segundos (280 cv/DSG) y alcanzar una velocidad punta autolimitada de 250 km/h, ofreciendo al mismo tiempo una asombrosa eficiencia que se sitúa entre los 6,6 l/100km (también con DSG). Estas cifras varían mínimamente con el escalón inferior de potencia y la caja manual.

A nivel tecnológico el derroche es también considerable. Como ocurre en los León SC y 5p Cupra, estas letras son sinónimo de alta gama dentro de Seat. Empezando por el ramillete de elementos de serie al servicio de la conducción más dinámica, como, el control de chasis adaptativo DCC, la dirección progresiva o el sistema Cupra Drive Profile para modificar diferentes parámetros, o los equipamientos en seguridad como los faros integrales de LED o los envolventes asientos deportivos en Alcántara.

Pone la guinda al pastel una presencia estética arrolladora típica en los modelos de inspiración GTI (parrilla frontal más grande, pasos de ruedas ensanchados, pinzas de freno en color rojo, lunetas traseras oscurecidas o faldón con difusor), a lo que Seat añade tres líneas de personalización opcional (White Line, Black Line y Orange Line), unas llantas específicas de 18 pulgadas (de 19” para el 280 cv) y un paquete denominado Performance Pack que incluye frenos Brembo más grandes, llantas distintivas y neumáticos especiales.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído