Tras más de 1 millón de unidades vendidas, fundamentalmente en Estados Unidos y en Asia, la berlina coreana se dispone a conquistar Europa con una relación calidad-precio difícil de igualar

Kia Optima 2016, un desconocido que llega a por todas

Kia Optima 2016, un desconocido que llega a por todas
Kia Optima 2016 The Motor Lobby

La cuarta generación del Kia Optima es una berlina generalista que va a dar mucho que hablar. Este modelo apenas ha tenido presencia en nuestro país hasta ahora, ya que la marca no se había decidido a promocionarlo ante la imposibilidad de disponer de unidades suficientes para cubrir una posible demanda que iba a ser previsiblemente alta tras la evolución experimentada en 2014. Así, apenas se han entregado 100 unidades de este modelo en el último año en nuestro mercado, pero las cifras esperadas para 2016 son de 20 veces ese dato.

El buque insignia en Europa del fabricante coreano llega para hacerse un hueco en el segmento D, compitiendo contra modelos tan consagrados como el Ford Mondeo, el Renault Talisman o el Opel Insignia, mirando incluso de reojo al Volkswagen Passat. La gesta no es por tanto fácil, pero atributos no le faltan. La estética es una de las mejores cualidades del Optima, con una silueta muy dinámica de reminiscencias coupé, y el espacio disponible junto con una calidad que en nada desmerece a cualquier generalista con el que se le compare conforman un conjunto de enorme atractivo.

El nuevo Optima incorpora una serie de cambios estéticos de detalle que sirven para hacer equilibrar su mirada, para hacerla más del gusto europeo dicen en la marca, y a nivel de cotas ha ganado un centímetro de batalla. Con 4,85m de largo su presencia es contundente, y el espacio para las piernas trasero es de lo mejor del segmento. El maletero se queda en los 510 litros, una cifra más que suficiente aunque lejos de los mejores de la categoría. Para entrar en esa guerra, en 2016 Kia ya ha anunciado la llegada de la versión familiar que se basará en el concept car visto en Frankfurt.

En enero, cuando llegue a nuestro mercado, el Kia Optima sólo estará disponible con una mecánica 1.7 CRDI de 141CV que se queda algo justa de potencia pero es suave y ha mejorado mucho su sonoridad. Acelera de 0 a 100 en 10 segundos y alcanza 203Km/h con un consumo de 5,1 litros y unas emisiones de 110g/km de CO2. Dispone de una transmisión manual de 6 velocidades pero la caja de cambios de doble embrague DCT y 7 velocidades opcional es muy recomendable por su agrado de uso y mayor eficiencia.

Versiones híbridas y deportivas

Más adelante la gama de Kia contará con un Optima híbrido enchufable que con una potencia combinada de 200CV será capaz de recorrer 50Km en modo totalmente eléctrico, sin duda un modelo de enorme atractivo,  y también llegará una versión deportiva GT que con un motor de 2 litros turboalimentado ofrecerá 245CV de potencia para los clientes de necesidades dinámicas y una imagen mucho más deportiva. En esa línea también habrá versiones GTLine como las vistas en el Ceed que sin alharacas mecánicas tendrán la misma estética.

Una vez al volante el Optima se muestra muy cómodo y aplomado, con una gran percepción de calidad de conducción. Se han revisado ambos ejes y se han modificado las suspensiones, y el uso de más acero de alta resistencia ha incrementado la rigidez de un chasis que transmite muy pocas vibraciones. Es un coche más refinado sin duda, y a ello contribuye mucho el esfuerzo hecho en mejorar la insonorización del habitáculo o unos asientos que incluyen un armazón que reduce las vibraciones y atenúa el cansancio en los viajes largos. La calidad percibida también ha subido de nivel mirándose en el espejo de los alemanes.

Tres serán los acabados disponibles en el nuevo Optima: Concept, Drive y Emotion, con un Pack Luxury para completar este último en el que ya no faltan ni el sistema de frenada de emergencia, el sistema de detección de ángulo muerto, la alerta de tráfico trasero, el control de crucero adaptativo, la cámara de 360º, el cargador inalámbrico para el móvil o el sistema de aparcamiento automático. El navegador lo firma TomTom y, por primera vez, Kia ofrece faros de alta intensidad HID de doble función: iluminación en curva y asistencia intuitiva de cambio de luz larga que reconoce el tráfico por delante y cambia automáticamente a cortas.

Lo mejor de todo es que este despliegue en la mejor berlina que jamás han hecho en Kia llega por un precio que parte de 29.480 euros de tarifa, una cifra que con los descuentos de campaña y de financiación se puede quedar en 21.704 euros. Y todavía habría clientes que se podrían aplicar el Plan PIVE. El modelo más equipado con todo lo imaginable se quedaría en 31.555€. Sorprendente y muy tentador, sin duda.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído