La Comunidad de Madrid ha decidido trasladar el homenaje al día 12, de acuerdo con las víctimas, para evitar manipulaciones

Los sindicatos obligan a las víctimas del 11-M a cambiar de día

El homenaje que cada año se rinde en Madrid a las víctimas del 11-M se celebrará «en principio» el lunes 12 de marzo de 2012, para evitar que coincida con las movilizaciones planeadas por los sindicatos en contra de la reforma laboral en el mismo día en que se conmemora el octavo aniversario de los atentados.

Así lo ha anunciado hoy el vicepresidente regional, Ignacio González, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno donde ha explicado que el Ejecutivo madrileño ha hablado con las asociaciones de víctimas del terrorismo sobre «la posibilidad de celebrar el acto de homenaje» del 11-M la mañana del lunes 12 de marzo, «para evitar la manipulación» de esta fecha por parte de los sindicatos.

Según González, las asociaciones de víctimas «han dicho en principio sí» a la propuesta, por lo que ha admitido que «casi con toda seguridad» el homenaje tendrá lugar un día más tarde y coordinado «como siempre» con el Ayuntamiento de Madrid.

El vicepresidente regional ha tildado de «absolutamente inaceptable e impresentable» la actitud de los sindicatos al querer celebrar movilizacones el mismo día en que se recuerda a las víctimas del 11-M.

Ha considerado además «indignante» que digan que lo hacen porque quieren «homenajear a los trabajadores y sólo a los trabajadores» que murieron ese día, cuando hubo cientos de fallecidos.

La actitud de UGT y de CC.OO, ha dicho, «pone de manifiesto el grado de deterioro» y la «confrontación a la que han llegado los sindicatos, al querer utilizar a las víctimas del 11-M para justificar su estrategia».

Les ha acusado de querer «amparar una manifestación de confrontación por sus planteamientos exclusivamente políticos contra el Gobierno» diciendo que lo que quieren es homenajear «solo a los trabajadores» que fallecieron el 11-M, y lo ha considerado «una indignidad».

Ha dicho que el Gobierno de Madrid «comparte totalmente las críticas» de las asociaciones de víctimas y que éstas son también «favorables» a cambiar este año la fecha del homenaje «para evitar algún conflicto» y la «manipulación de los sindicatos».

Además, González ha aprovechado para recordar que «la instrumentación de todo esto la hizo el PSOE en su día» y en concreto, el líder del PSM, Tomás Gómez, que, ha indicado, «fue expresamente el que se negó a venir a los actos institucionales anteponiendo sus intereses políticos a los intereses generales de todos los ciudadanos» y ahora los sindicatos «hacen una cosa parecida».

Según el vicepresidente regional, los actos del 11-M también se coordinarán este año con el Ayuntamiento de Madrid y, como viene siendo habitual, primero se celebrarán en la Puerta del Sol y les seguirán después los que organice el Consistorio, con el que ha asegurado que la colaboración «ha sido siempre perfecta».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído