Hablamos fatal inglés y nos quejamos por todo

Las multinacionales extranjeras en España corren peligro

Se ven obligadas a echar el cierre y a trasladarse a otro país

Las multinacionales extranjeras en España corren peligro
Las multinacionales extranjeras en España corren peligro.

Las dificultades para mantener un diálogo fluido en reuniones o poder seguir una conversación que contenga bromas e ironías crean malentendidos constantes

España no es un buen lugar de inversión para nadie. A la cola de la recuperación económica, muchas multinacionales extranjeras se plantean echar el cierre y trasladarse a otros países europeos.

Según escribe Mariano Lozano en su blog Mi ciénaga, en una charla con un amigo directivo de una multinacional norteamericana, éste le confesó que su empresa estaba pensando precisamente en eso: echar el cierre y distribuir el trabajo entre otras sucursales de Europa y Asia.

Los argumentos eran estos:

– En primer lugar, el idioma. Los españoles hablamos muy mal inglés. Las dificultades para mantener un diálogo fluido en reuniones o poder seguir una conversación que contenga bromas e ironías crean malentendidos constantes.

– En segundo lugar, la falta de compromiso. Se quejaba de que con los españoles no puedes cerrar fechas de entrega y esperar que se cumplan. Siempre habrá alguna razón para que el pedido se demore y jamás será atribuible a ellos, sino a terceros. Y este es el origen del siguiente punto.

– El siguiente punto es que los equipos de trabajo norteamericanos se quejan de lo poco operativos que son los españoles con los que comparten proyectos. Se quejan de que no hacemos más que protestar y no proponemos soluciones. Todo nos parece mal. Llegó incluso a hablarle sobre un e-mail donde un español había respondido de manera agresiva y seca: «Do it yourself».

– El último gran punto es el de los costes laborales. En España es más fácil y barato despedir a una persona que trabaje bien pero que lleve poco tiempo, en contraste con aquella que es ineficiente e improductiva, pero lleva muchos años trabajando allí.

Es decir, que a las multinacionales no les queda otra que cerrar sus oficinas en España…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído