SALVADOR ALEMANY SUFRE EL EFECTO DEL RADICALISMO INDEPENDENTISTA QUE ÉL ALIMENTÓ

¡Justicia poética!: el presidente separatista de Abertis, víctima de la ‘kale borroka’ en sus peajes

Alemany, amigo de Andreu Mas-Colell, defendió que la independencia era viable económicamente

«El niño del Raval que jamás pensó en el Liceu». Así titulaba La Vanguardia un empalagoso perfil sobre la figura del actual presidente de Abertis, Salvador Alemany, declarado separatista que siempre ha defendido que la independencia de Cataluña era económicamente viable. —Salvador Alemany también ve viable económicamente la independencia de Cataluña

Quien le hubiera a dicho al millonario catalán que los suyos le iban a pagar con su misma moneda. Y es que los de la ‘kale borroka’ catalana están cortando las autopistas de Abertis por ser «cómplices del Estado de excepción español» y defienden el levantamiento de barreras «por la libertad».

Esta acción se enmarca en el llamamiento que los CDR han hecho esta Semana Santa en el que invitan a todo el mundo a no pagar los peajes durante la operación retorno. La iniciativa lleva por lema Pasos hacia la República y ya empezó ayer con la retirada de las barreras a los peajes de la AP-7.

Lo mismo sucedió este 1 de abril de 2018 cuando los conductores que circulaban por la AP-7 se encontraron que en el peaje de la Roca no había barreras, gracias a que varios miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR), con la cara tapada, han desmontado las vallas y han hecho pasar todos los vehículos sin pagar.

Para evitar sanciones han tapado las cámaras que graban las matrículas de los coches con bolsas de basura. Esta acción se englobaba dentro de la llamada que los CDR han hecho esta Semana Santa invitando a todos a no pagar los peajes durante la operación retorno. La iniciativa lleva por lema «Passes cap a la República».

¡Pobre Salvador Alemany, padeciendo en sus propios peajes los efectos descontrolados de la siembra separatista! Como dice El Mundo, es algo más que justicia poética: es la repetición de la peor historia de Cataluña:

Porque la batasunización del procés echa raíces en la previa degradación de su clase política, cuya codicia garrafal les volvió a persuadir -ya ocurrió en el siglo XX- de que hipotecar su proyecto de secesión al capricho de los antisistema era buena idea. Como no lo era quemar autobuses para empujar la independencia de Euskadi. Puede que el radicalismo callejero sea la tumba del independentismo, pero antes de que eso suceda, la situación puede empeorar. Evitarlo es responsabilidad de Rajoy. Sería imperdonable que no lograra preservar la seguridad y movilidad de los catalanes frente a los violentos.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído