La hipoteca inversa: una vía de ingresos complementarios para las personas mayores

Jubilación
Jubilación

La renta de las personas mayores se ve mermada cuando llegan a la edad de jubilación. Las pensiones de jubilación suelen ser inferiores a los salarios que se perciben en edad laboral y, por ello, muchas familias tienen que adaptarse a esta nueva situación. Esto, unido a que los gastos se incrementan por circunstancias propias de la edad, como los gastos médicos o de cuidados, hace que muchas personas mayores experimenten ciertas dificultades económicas.

Para superar este tipo de situaciones existen soluciones financieras a las que cada vez más personas mayores recurren cada año. La más conocida es la hipoteca inversa; por ello su popularidad ha ido creciendo año tras año desde hace tiempo. A continuación, vamos a ver en qué consiste, los distintos tipos que existen y cuáles son sus principales ventajas en la actualidad.

¿Qué es la hipoteca inversa?

La hipoteca inversa no es una hipoteca al uso. Consiste en conceder a personas mayores de 65 años un crédito con garantía hipotecaria mediante el cual la entidad les concede una renta mensual que la persona mayor, propietaria de una vivienda, no tiene que devolver en vida, ni el principal ni los intereses. Esto hace que sea diferente a una hipoteca tradicional, ya que la deuda generada con este producto financiero se aplaza hasta después del fallecimiento de la persona contratante. Del mismo modo, también es posible recibir la cantidad en una disposición inicial tras la firma de la Escritura.

Tipos de hipoteca inversa

Existen dos modalidades distintas de hipoteca inversa a las que las personas mayores pueden recurrir, como son la vitalicia y la temporal. Las cuales  que pasamos a detallar a continuación:

Hipoteca inversa vitalicia: en esta modalidad el contratante cobra una cantidad mensual hasta el momento de su fallecimiento. Es una modalidad de hipoteca inversa que permite también la solicitud de un anticipo de capital inicial si el propietario de la vivienda lo considerara necesario.

Hipoteca inversa temporal: en esta modalidad el contratante cobra una cantidad mensual solo durante el plazo de tiempo que se haya fijado en el contrato y que varía en función de la edad del cliente. Por tanto, no percibe las rentas mensuales hasta el momento de su fallecimiento, sino solo hasta que finalice el plazo estipulado. Esta modalidad también permite solicitar una cantidad inicial tras la firma de la Escritura.

Ventajas de contratar una Hipoteca Inversa

La hipoteca inversa, como instrumento financiero, aporta interesantes ventajas para las personas mayores de 65 años, entre las que podemos destacar las siguientes:

Renta mensual

Las personas mayores reciben una renta mensual mientras vivan sin tener que pagar nada al banco y con la tranquilidad de que es un producto que ofrecen entidades bancarias sólidas y solventes que no van a fallar nunca. Por tanto, la hipoteca inversa se convierte en el complemento perfecto a la pensión de jubilación.

Mantiene la titularidad

Además de recibir una renta mensual, el contratantes van a mantener la titularidad de su vivienda, lo que se traduce en que la vivienda sigue siendo suya y de sus herederos el día de mañana. Son los herederos, tras el fallecimiento del titular, los que decidirán cómo abonar el capital que la persona mayor ha recibido mientras vivía más los intereses

Posibilidad de adelanto inicial

El contratante tiene la posibilidad de solicitar una cantidad inicial en el momento en el que se firma el contrato. Este capital lo puede utilizar para darse un capricho o para cubrir cualquier necesidad que tenga.

Fiscalidad favorable

La fiscalidad de la hipoteca inversa es muy favorable para las personas mayores. Es un instrumento financiero que está exento de tributar en nuestro país, es decir, no hay que pagar nada por las cantidades percibidas mes a mes en la declaración de la renta.

Posibilidad de alquilar la vivienda

Como se mantiene la titularidad de la vivienda, el propietario puede alquilar su vivienda si así lo desea. De esta forma recibirá las mensualidades de la hipoteca inversa y las mensualidades del alquiler simultáneamente. Un recurso habitual cuando hay que afrontar pagos y no se necesita la vivienda para vivir; bien por estar en la vivienda de un familiar, en una residencia, etc.

Como se puede apreciar, las personas mayores tienen la oportunidad de complementar sus pensiones gracias a distintos instrumentos financieros que les ayudarán a disfrutar de una jubilación mucho más tranquila.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Lo más leído