Guillermo y Máxima de Holanda venden su casa de ensueño

Después de atravesar una tormenta de críticas por poseer una residencia para sus vacaciones, los príncipes de Orange han decidido vender su idílica casa de Mozambique. Una empresa propietaria del complejo urbanístico en el que está situada la villa ha comprado la vivienda por una «cantidad simbólica».

Fueron muchos los que criticaron a los herederos holandeses cuando propusieron ante el Gobierno holandés su objetivo de construirse una residencia de verano en Mozambique. Recibieron un aluvión de reproches por su decisión puesto que no eran la situación económica idónea.

El sueño de Guillermo y Máxima de Holanda se convirtió en una pesadilla al no encontrar comprador de su casa de ensueño. Finalmente la constructora Manchangulo accedió a la compra de la vivienda. Los príncipes recibirán una parte del beneficio pero, según afirma el diario ‘De Telegraaf’, la cantidad que reciban sea «probablemente inferior a la cantidad que se pagó».

En definitiva, a los herederos de Holanda les ha salido el tiro por la culata: ni van a tener residencia para sus vacaciones ni van a obtener beneficios después del derroche de dinero en su casa de ensueño.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído