El espacio de Telecinco sufre este 2016 una bestial sangría de colaboradores

Estos son los músicos de la orquesta en el naufragio del ‘Titanic-Sálvame’

Tras la salida de Rosa Benito llegó la de Raquel Bollo y, mientras, Karmele salía de manera silenciosa -¿o silenciada?- sin despedirse de la audiencia

Otros, como Lydia Lozano, Esteban o los Kikos siguen casi desde el comienzo

Van de culo y sin fenos, para disgusto del capo Paolo Vasile, cada día más histérico con la marcha del que ha sido su programa favorito (Que se dejen de concursos baratos en ‘Sálvame’ y que despidan a tres colaboradores).

Este 2016 supondrá un antes y un después en la historia de Sálvame. El programa de Telecinco ha sufrido desde el ecuador del año una sangría de colaboradores de peso dentro del espacio (Jorge Javier arrastra por el fango a Raquel Bollo tras irse de ‘Sálvame’: «Es una lianta»).

Tras la salida de Rosa Benito llegó la de Raquel Bollo y, mientras, Karmele Marchante salía ‘por la puerta de atrás’ de manera silenciosa -¿o silenciada?- sin despedirse de la audiencia (Revolución y bronca en Sálvame por culpa de un inesperado “Gran Hermano” a cargo de Carlos Lozano).

La entrada y salida de colaboradores de Sálvame ha sido siempre continua, y por el plató de las sobremesas ha pasado un centenar de tertulianos temporales que no lograron hacerse con una silla fija en el programa.

Entre ellos, destacan algunos como Pipi Estrada, Víctor Sandoval, Luis Rollán -con más estabilidad- o Terebere. Incluso Chiqui (GH10), que llegó al ‘cortijo’ tras la sonada salida de Adriana Abenia, terminó saliendo a los pocos meses. La murciana fue sustituida por Aída Nizar, que firmó su salida al año siguiente de forma abrupta.

Sin embargo, en los últimos meses el espacio de Telecinco ha acusado la baja de personajes históricos del formato.

Rosa Benito abría la veda el pasado mes de julio después de no llegar a un acuerdo con la cadena. La colaboradora no había logrado que el marido de su hija retirara las demandas contra La fábrica de la tele y Mandarina.

En noviembre, Raquel Bollo tomaba la decisión de poner distancia con la televisión algo que llevaba «meditando mucho tiempo». Y mientras tanto, se producía la salida discreta de Karmele Marchante, la cual ha asegurado que no se sentía «bien tratada» por sus compañeros.

Ante tantas salidas, el formato se ha visto ‘obligado’ a crear la Sálvame Snow Week, un ‘talent show’ en el que varios famosos demostrarán durante la próxima semana sus habilidades como tertuliano.

Todo ello, con el objetivo de ganar una de las plazas de colaborador que pone en juego el espacio. De momento, Maribel Sanz, Laura Fa, Rafa Mora, Mónica Hoyos y Jordi Martín, son los concursantes confirmados.

El programa, uno de los pilares de la cadena, mantiene buenos datos en la tarde, aunque ha vivido épocas de mayor esplendor. Peor le va a Deluxe, que ha perdido definitivamente la batalla del viernes frente al todopoderoso Tu cara me suena.

Con todo ello, Sálvame tiene un grupo de resistencia, el de aquellos colaboradores que desde casi el primer día han aguantado a bordo del programa pese a las envestidas de sus enemigos, a sus crisis personales y a los obstáculos con los que el formato se ha ido encontrando a lo largo del camino.

Estos nombres son los de Kiko Hernández, Kiko Matamoros -entró algo más tarde-, Belén Esteban, Lydia Lozano y Mila Ximénez, así como los presentadores Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla.

A todos ellos se les suma el reportero Omar Suárez, que figura en el espacio desde su nacimiento. Todos ellos configuran la ‘Orquesta del Titanic’ de Sálvame. ¿Hasta cuando seguirán tocando? ¿Terminarán salvados estos náufragos?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído