"¿Quién te crees que eres?"

Paz Padilla llama «tonta» a Belén Esteban y estalla la guerra en Telecinco

La presentadora reacciona como una fiera a un comentario de la 'princesa del pueblo'

Paz Padilla llama "tonta" a Belén Esteban y estalla la guerra en Telecinco
Paz Padilla y Belén Esteban en 'Sálvame' de Telecinco. PD

Ya está bien. ¿Quién te crees que eres? Ya cansas, siempre igual. No te jode... Igual que la respetamos, que nos tenga respeto a los demás

Momento de máxima tensión entre Paz Padilla y Belén Esteban, que abandonó echando chispas este 1 de mayo de 2017 el plató de Sálvame dolida por un comentario insultante que le ditigió la presentadora suplente del programa de Telecinco.

La directora del programa estaba leyendo un SMS que había enviado Amador Mohedano en contra de Las Campos y Paz Padilla comentó que no entendía lo que estaba diciendo.

Belén Esteban terció para explicarlo, con la mejor intención del mundo y Padilla se mosqueó:

«Quilla, ¿eres tonta? Ya sé que ha mandado un mensaje».

Belén Esteban se molestó por la salida que tuvo la presentadora y le pidió que no le hablase así.

Tras pensárselo unos segundo, se levantó muy digna y abandonó el plató de Telecinco:

«Yo a ti nunca te he llamado tonta».

«Es una forma de hablar», se defendió Padilla.

«Pues a mí esa forma de hablar no me gusta, ya te pasas», continuó Esteban.

«Ya está alterada…», continuó la presentadora gaditana.

La ‘princesa del pueblo’ salió de escena como alma que lleva el Diabloó, mientras Padilla continuaba metiendo la pata hasta el corvejón, lo contribuyó enervar más a Esteban.

«Vete a beber agua, que desagradable eres», se escuchó.

«Me voy por no decirte una fresca», comentó la de San Blas.

«Llega un momento que ya cansas con tus tonterías, hija».

«Ya está bien. ¿Quién te crees que eres? Ya cansas, siempre igual. No te jode… Igual que la respetamos, que nos tenga respeto a los demás».

Minutos después, la tertuliana volvió a ocupar su puesto en el sofá de Sálvame.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído