El extesorero del PP hizo todo lo quen pudo para intentar salvarla

La tragedia de Rosalía Iglesias, la fiel mujer de Bárcenas, condenada a 15 años de cárcel

'Caso Gürtel': La Audiencia Nacional sentencia a 51 años de cárcel a Correa y a 33 años a Bárcenas

La tragedia de Rosalía Iglesias, la fiel mujer de Bárcenas, condenada a 15 años de cárcel

Los miserables la emprenden en Twitter y otras redes sociales contra Willy Bátcenas, cuya reacción, como hijo y como hombre, le honra

Es la figura más trágica en este inmenso y pringoso embrollo que ha sido el ‘Caso Gürtel‘. Fiel sin fisuras, callada, obediente, entregada en cuerpo y alma a un marido que adoraba (‘Caso Gürtel’: La Audiencia Nacional sentencia a 51 años de cárcel a Correa y a 33 años a Bárcenas).

Y al final, a pesar de todos los esfuerozs que hizo él para preservarla, los jueces han caido sobre ella con una dureza draconiana (Ignacio Camacho: «Entre Gürtel y ERE hay un doble rasero mediático»).

La sentencia del Caso Gürtel ha sido un terrorífico mazazo para los Bárcenas, no solo para Luis (60). Si el ex tesorero del PP ha sido condenado a 33 años, el fallo judicial contra la mujer (58) ha sorprendido por su inaudita dureza:15 años.

La familia era consciente de lo que se jugaba, pero el extesorero del PP siempre hizo todo lo que estaba en su mano para que sólo él, si llegaba el caso, pagase las culpas.

Es cierto que tanto Luis Bárcenas como su esposa estaban acusados de cinco delitos (blanqueo de capitales, defraudación fiscal, cohecho, falsedad de documento mercantil y estafa procesal en grado de tentativa), pero nadie creyó nunca que el peso de la Justicia se abatiría sobre ella, que siempre ha aparecido como un personaje secuendario.

Rosalía siempre ha defendido a su marido. En 2017, de hecho, lo dejó más que claro:

«Todo lo que hace mi marido me parece bien».

Siempre sostuvo y parece cierto que era ajena a los asuntos de su esposo:

«Mi marido nunca ha hablado conmigo de temas de trabajo, no sé si es algo difícil de entender. Tenemos una vida personal llena, y no es que sea algo que no me interese, pero era algo de lo que no hablábamos».

Pese a sus palabras, los magistrados no la han creído. Se da por cierto que Iglesias acumuló en tan solo un año, en 2007, casi 11 millones de euros en una cuenta de Caja Madrid.

En aquellos momentos, Bárcenas ya era un alto cargo del Partido Popular. Ambos adquirieron un piso en la calle madrileña de Príncipe de Vergara y tres plazas de garaje en la calle Don Ramón de la Cruz.

A estas propiedades se le sumaron un piso de 277 metros cuadrados y con dos plazas de garaje en la urbanización Gualdamina de Marbella, y dos locales en la misma ciudad. Allí pasaban sus veranos con Francisco Correa, el cerebro de la Trama Gürtel.

Todas las posesiones del matrimonio en la capital fueron puestas a nombre de Rosalía al poco de ser imputado su marido.

Rosalía Iglesias llegó al mundo hace 58 años en Astorga. Es la hija menor de un camionero emprendedor, que montó una empresa de transportes. Tiene tras hermanas ya que una falleció en 2011.

Vivían en un barrio humilde de la ciudad leonesa, en San Andrés. Una de sus hermanas se crió en acogida con otra persona de Astorga porque la renta de los padres, con cinco hijas, no daba para más.

Sus vecinos maragatos la recuerdan como una joven muy guapa. No estudió carrera por culpa de los aprietos económicos de la familia pero no porque o fuera capaz y muy inteligente, según afirman quienes la conocieron de joven en su tierra.

Hacia 1979, se enamoró del hijo de un militar ligado a Alianza Popular, cuyo secretario general era Manuel Fraga, y se fue a Madrid. Apenas tenía 20 años y ya coqueteaba con el partido conservador por su noviazgo.

Trabajó en una peletería de cierto postín y como dependienta conoció a gente importante.

Ángel Sanchís, ex tesorero de AP y mentor de Luis Bárcenas colocó a la joven maragata como secretaria de Jorge Vestrynge en 1983.

Solo unos meses después de haber iniciado su relación laboral con el partido de Génova, Rosalía fue reclutada por Luis Bárcenas del que se enamoró locamente. El problema era que él estaba casado y tenía un hijo.

Por fin, en 1989 pudieron casarse Luis y Rosalía. Lo hicieron en la embajada de Francia y poco después, tuvieron a Guillermo, el hoy famoso solista del Grupo Taburete. Bácenas fue ascendiendo de forma meteórica en el partido y Rosalía solía exhibir su elegancia, abrigada con visones y bolsos caros pero siempre siendo discreta en el plano social.

De repente tenían una casa en Baqueira Beret, otra en Marbella, un buen piso en el barrio Salamanca, el hijo estudiando en el extranjewro, vacaciones estratosféricamente caras…

Las próximas es más que probable que sean a la sombra y con los gastos pagados. 15 de años de condena son muchos, y con 58 años pesan más aún.

Willy Bárcenas, vocalista del grupo Taburete, no ha optado por refugiarse en la música en estos difíciles momentos.

En los meses que ha durado el proceso, el joven se ha mantenido al margen, aparentamentemente centrado al 100% en su carrera musical y en su novia, la poetisa Loreto Sesma, pero este jueves ha dado la cara como un hombre.

El cantante de Taburete ha colgado en su cuenta de Instagram un mensaje que le honra:


Su reacción, la primera de la familia Bárcenas-Iglesias, está teniendo una amplia repercusión en esa red social, hasta el punto de que cuando llevaba más de 300 comentarios ha echado el cerrojo para que nadie pueda verlos, por lo insultantes que eran algunos. 

Algunos miserables, de esos que proliferan por Internet, le pedían en tono jocoso «sé fuerte», parafraseando el famoso SMS que Mariano Rajoy envió al extesorero del PP.

Otros muchos llamaban a sus padres «ladrones» y alguno hasta le sugería que organice un «concierto benéfico» para devolver lo robado.

En Twitter se ha convertido en trending topic

Willy Bárcenas tocará este viernes con su grupo en  el festival Baldumac Asturias, como tenía previsto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído