El cuñado del Rey de España usa para sus cultivos las herramientas que en su día utilizó Luis Roldán

La bucólica y triste vida de Iñaki Urdangarin en prisión: cultiva tomates y pimientos

Intituciones Penitenciarias le ha instalado una cinta de correr, una bicicleta estática, y espalderas

La bucólica y triste vida de Iñaki Urdangarin en prisión: cultiva tomates y pimientos
Un montaje agrícola con Iñaki Urdangarín. RS

Casi un mes y medio después de que Iñaki Urdangarin, cuñado el Rey de España, entrara en la prisión de Brieva, su vida ha ido cambiando poco a poco.

El marido de la infanta Cristina de Borbón ha logrado que Instituciones Penitenciarias le coloque en su modulo de hombres, donde vive en solitario, varios aparatos para que realice gimnasia todos los días.

Así, desde hace algunas semanas dispone dentro del módulo de una cinta para correr, una bicicleta estática y unas espalderas.

Todo ello para que el cuñado de Felipe VI luche contra su principal enemigo, la monotonía.

Iñaki Urdangarin ha descubierto entre rejas una sorprendente afición, el cultivo de verduras y hortalizas. Al ser el suelo de su patio de recreo de cemento, el cuñado del Rey cultiva tomates, pimientos y otro tipo de vegetales en grandes maceteros, según recoge Juan Luis Galiacho en El Español. 

Se da la venturosa casualidad de que módulo de hombres de la cárcel de Brieva ya albergaba una gran cantidad de material de jardinería. Todo proviene del tiempo que estuvo en la cárcel Luis Roldán, aunque el gusto por la botánica del ex director General de la Guardia Civil era completamente distinto.

El hobby de Roldán era el cuidado de bonsáis (afición que tuvo furor en España los años 80 y 90 con seguidores tan famosos como el ex presidente del Gobierno, Felipe González), mientras que el de Urdangarin tiene una vertiente más paisana, procedente de su sin duda afición a la ensalada y la comida sana.

También a Roldán, apenas lee y escribe. Ve bastante televisión y hace mucho ejercicio, con la ayuda de la cinta para correr, la bicicleta estática y las espalderas, que le ha montado Instituciones Penitenciarias.

  Para no coincidir en el gimnasio con las cerca de 200 presas que cumplen condena en los diferentes módulos de mujeres, Urdangarin se desplaza desde las 15:00 hasta las 16:30 solo en compañía de un funcionario. A esa hora, después de comer, es cuando todas las reclusas están ‘chapadas’ en sus celdas.

Vista aérea del módulo en el que está internado Urdangarin.

Vista aérea del módulo en el que está internado Urdangarin.

Según su abogado, Mario Pascual Vives, el preso Iñaki está “hecho polvo, no está bien y su estado anímico es muy malo”. Por eso, su familia está siendo el mayor apoyo, no dejando de visitarle todas las semanas.

VÍDEO DESTACADO: Así fue el primer encuentro entre Urdangarin y Cristina en la prisión: con regate a los periodistas incluido

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído