En la calle de la Cruz, en pleno centro de la capital

En un bar de copas con 40 personas; el príncipe africano Randy sigue de fiesta por Madrid

Por este nuevo desacato a la ley, él y todos sus compañeros con sancionados con una multa de 700 euros, aunque para el heredero al trono del reino de Dahomey es bastante insignificante esta cantidad de dinero

En un bar de copas con 40 personas; el príncipe africano Randy sigue de fiesta por Madrid

El príncipe africano Randy Koussoy Alam Sogan sigue dando de qué hablar  por saltarse las medidas de restricción para evitar los contagios por coronavirus.

Hay que recordar que el pasado 3 de octubre organizó una fiesta ilegal para más de 200 personas en una casa de más de 2.000 metros cuadrados que él mismo alquiló en el madrileño distrito de Aravaca.

En la celebración acudieron personajes del mundo del espectáculo, la política y el deporte. Por nombrar algunos, estuvo el jugador de la NBA, Willy Hernángomez, quien reconoció su presencia y pidió perdón.

También acudió un renombrado torero, un periodista deportivo, un exjugador del Atlético de Madrid, actores, políticos…

No ha pasado ni un mes después de aquello y el príncipe Randy, presidente de Black Lion Rising Investments y Black Lion Holdings, ha vuelto a ser pillado saltándose las restricciones impuestas por el Covid-19 en Madrid.

El empresario disfrutó durante la madrugada del domingo 25 de octubre de una celebración en un conocido local de copas ubicado en la calle de la Cruz, en pleno centro de la capital.

El príncipe era una de las 40 personas que se encontraban en el interior del bar cuando la Policía forzó la puerta del establecimiento en torno a las 6.15 horas de la madrugada tras haber sido avisados por los vecinos, según cuenta el medio Nius.

En mitad del desalojo hubo gran tensión y el portero del local fue detenido después de mantener un enfrentamiento con uno de los agentes.

Como era de esperarse y al igual que el resto de asistentes, Randy no llevaba mascarilla ni guardaba las distancias de seguridad.

Por este nuevo desacato a la ley, él y todos sus compañeros de juerga serán sancionados con una multa de 700 euros, una cantidad que parece insignificante para el heredero al trono del reino de Dahomey, un antiguo estado africano en el Golfo de Guinea.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído