UN DRAMA QUE NO PARA

La madre de Diana Quer lanza un aviso escalofriante: teme por la vida de su hija Valeria

La madre de Diana Quer lanza un aviso escalofriante: teme por la vida de su hija Valeria
Valeria se abraza a su padre Juan Carlos Quer, en una foto en las redes sociales.

Lo resume con extrema dureza El Español en un titular este martes: Valeria Quer, la eterna defensora de Diana: fiel escudera de su padre, pero su madre teme por su vida.

Y es que, según esta información, la madre de Diana Quer cree que su hija atraviesa por un mal momento. En julio de 2016, dos hermanas se marcharon con su madre de viaje juntas a Grecia durante algunas semanas. Pasaron por Mykonos y otras islas cercanas. Contemplaron juntas los restos de la Grecia Clásica en Atenas. Tuvieron tiempo para las tres juntas, el objetivo era hacer piña, desconectar por completo, sin mirar el reloj, perderse en esos parajes del otro extremo del Mediterráneo, antes de marcharse, como cada año al llegar el mes de agosto, al pequeño refugio gallego en la zona norte de las Rías Baixas.

En A Pobra do Caramiñal (A Coruña). Fue la última vez que las tres, Diana QuerValeria Quer y Diana López-Pinel, la madre de las dos chicas, se subieron juntas a un avión. Todo cambió desde entonces.

Tras la resolución del caso, la detención de José Enrique Abuín Gey, El Chicle, y tras el posterior hallazgo del cuerpo de Diana, la única hija de los Quer López-Pinel siguió viviendo durante unos meses en la casa de su madre en Boadilla del Monte.

Fue así hasta hace unos pocos meses, cuando se fue a vivir sola a un piso en la localidad de Las Rozas. La joven vive ahora lejos de sus padres, pero con su hermana presente todo el tiempo en su día a día. Está en todo lo que hace, no puede olvidarse de ella y la recuerda en cuanto tiene ocasión.

Las vidas de los Quer nunca volvieron a ser las mismas. Tampoco la de Valeria. Las últimas semanas, las del juicio, han sido muy duras para ella, a un nivel que resultó muy complicado de soportar. Un total de 11 horas, tres jornadas enteras dentro de la sala ante el asesino de su hermana. Pero ella quería estar allí, mirando a la cara a aquel individuo.

Desde entonces, Valeria continúa con su vida, con su curso de maquillaje. Cuelga buena parte de sus actividades diarias en las redes sociales, desde lo que está preparando para cocinar hasta los paseos con sus dos perros, pasando por los nuevos tatuajes que va inscribiendo en su piel. A veces también tiene que desahogarse. Esta semana enviaba un mensaje a sus seguidores acompañado de una de sus fotografías disculpándose por no poder responder:

«Quiero pediros perdón a todas las personas a las que no os contesto. Simplemente no me lo tengáis en cuenta. Estoy pasando un momento muy duro de mi vida. Deciros que os leo y que me encantaría contestaros pero no me encuentro demasiado bien; agradeceros el apoyo y el amor».

Y aquí parten todos los temores de la madre, que llega a temer por la vida de su hija.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído