CRIMEN Y CASTIGO

Otra ‘manada’ en Manresa: 4 magrebíes detenidos por violar en un piso ‘okupado’ a una adolescente española de 17 años

Otra 'manada' en Manresa: 4 magrebíes detenidos por violar en un piso 'okupado' a una adolescente española de 17 años
Miedo, violencia sexual, violación y horror. PD

Cuatro tipos, de entre 18 y 25 años y todos ellos magrebíes, han sido  en Manresa (Barcelona) por violar en grupo a una joven española de 17 años.

La víctima fue trasladada al hospital después del ataque, donde un médico forense la ha examinado.

Posteriormente, la menor ha prestado declaración para formalizar la denuncia en la comisaría de la ciudad, donde también permanecen los cuatro detenidos acusados de agresión sexual.

La agresión sexual denunciada por la adolescente se produjo a partir de las tres de la madrugada del 14 d ejulio de 2019.

La víctima relató a los Mossos d’Esquadra de la unidad de investigación de Manresa que había conocido a un joven magrebí durante la noche y que le acompañó a la casa ocupada en la que vivía, compartiendo morada con otros amigos.

El inmueble está situado en el número 17 de la calle de Aiguader, un edificio completamente destartalado del barrio de Escodines, en el centro histórico de Manresa.

La víctima explicó a la policía que accedió hasta el tercer piso, donde estuvo tomando y compartiendo alcohol y sustancias estupefacientes con su acompañante.

En ese mismo espacio se produjo la primera agresión sexual, a la que se sumaron enseguida otros tres jóvenes, todos magrebíes como el primero.

Tras los hechos, la chica se trasladó a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Manresa, donde denunció el delito.

Los investigadores acompañaron a la víctima a un centro médico, donde fue sometida a una primera inspección por parte del forense.

Tras el reconocimiento en el hospital, la menor fue acompañada de nuevo a la comisaría, donde completó la denuncia.

La policía local de Manresa colaboró con la policía autonómica para el traslado de los sospechosos hasta las dependencias policiales.

La tercera planta del inmueble fue precintada, después del paso de la policía científica que inspeccionó el habitáculo para tomar muestras e imágenes que avalen el relato de la joven y apuntalen la acusación contra los detenidos, que anoche permanecían en las dependencias policiales.

Y allí seguirán mientras se complementan los atestados, ya que en los casos de agresiones sexuales tiene una gran importancia esperar los resultado de los análisis genéticos para cotejarlos con los de los sospechosos, en caso de que se hayan podido encontrar.

El piso escenario de la agresión sexual llevaba un tiempo ocupado por un numeroso grupo de adolescentes, en su mayoría magrebíes, que entraban, salían y algunos vivían.

Un grupo que -según relata Mayka Navarro en La Vanguardia- provocaba, además de molestias y conflictos de convivencia, problemas con los vecinos.

Se da la circunstancia de que esta semana ha concluido en Barcelona el juicio contra la conocida como La Manada de Manresa, integrada por seis facinerosos,  que en octubre de 2016 violaron, por turnos, a una menor de 14 años aprovechando que estaba ebria y apenas se mantenía consciente durante un botellón en una fábrica abandonada, además de un séptimo que se masturbaba sin impedir los hechos.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído