La izquierda y las lenguas

Cuando entonces, pedíamos que los niños catalanohablantes (en español no se dice parlantes, salvo con desprecio, como nos recordaba nuestro señor Quevedo con su “culta latiniparla”) pudieran educarse en su lengua materna. Era, incluso, una exigencia universal de la UNESCO, esencial además para lenguas en situación de diglosia (inferioridad de prestigio y uso social, para entendernos), pero sobre todo para las personas, los niños a los que se escindía entre lengua familiar y lengua de cultura.

Luego llegó la venganza nacionalista, a la que llamaron inmersión. Y como nazis lingüísticos expulsaron al español de las aulas, convirtiéndolo en lengua extranjera, y obligando a la mayoría castellanohablante y obrera a educarse exclusivamente en catalán. Y algo peor: hacerles sentirse manchados, judaizantes, por haber nacido hijos de ‘colonos’ culpables, agentes de la Castilla imperial contra la pureza catalana. Imagínense qué debe sentir un niño de seis años al que sientan al final de la clase, aparte, señalado, marginado, con un maestro que le traduce, sólo porque sus padres han pedido que se le enseñe el mundo y a escribir en su lengua materna. Y encima alegan los muy canallas que es para ¡no segregar! por lenguas.

Lo que ya en aquellos años me pasmó y me alejó fue que la izquierda estaba en eso como legitimadora de la opresión y la inquina hacia los suyos. Era una izquierda lacaya de la burguesía, en lengua pre-mural. El pasado lunes, 10 de febrero, la izquierda (IU-ICV, PSOE-PSC, UGT, CCOO) volvió a acompañar a los nazis lingüísticos en una manifestación contra la asombrosa sentencia que demanda a la Generalidad un ¡25%! de las horas de Primaria en lengua española. Lo que quiere decir que el ¡75%! seguirá siendo en catalán, si es que se aplica, que para eso haría falta en España un gobierno. Y a esto le llaman, los genocidas, el genocidio de la cultura catalana. No sé si son más tontos que miserables, ni más cobardes que corruptos. La mies es mucha, pero las subvenciones, más.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído