Kremer de Seda

Carlos Pecker Pérez de Lama

Animales Fantásticos: los Crímenes de Grindelwald

¿Cómo es posible que una película tan bien hecha, con un reparto excelente, un contenido sugestivo y unos efectos especiales colosales no funcione como debiera? Pues la solución es: la adaptación del libro.

La dirección de David Yates es de nuevo espléndida, con un control de la técnica absoluto y una iluminación de Philippe Rousselot excelente. Las interpretaciones de Johnny Depp como ‘megamalo’, y la de Eddie Redmayne como ese extraño mago son asombrosas, aunque en general todos están brillantes. Y la historia fantasiosa de la archiconocida J. K. Rowling es interesante…para un libro.

Si quieres ver una buena obra de teatro vete al teatro, si prefieres ver una serie televisiva mira la televisión, y si quieres disfrutar de la literatura léete un buen libro. Pero no mezcles, como les dicen las madres piadosas a sus hijos juerguistas cuando salen de marcha.

El cine es el cine (gracias a Dios), y el contenido de un libro hay que saber adaptarlo para hacer un buen guion cinematográfico, sobre todo cuando es tan espeso. No te puedes perder en que si este es el hijo de quién, que la hermana es negra pero tu padre es blanco, que si cambiaron el bebé al nacer y su madre es enana, que si qué se yo. Un auténtico cambalache del que terminas no enterándote bien de la trama y lo peor, se llega a hacer aburrida. A veces más es menos.

A pesar de tener un inicio y un final apoteósico, es una pena que el nudo del film se haga tan enfarragoso y lento, lo que hace decaer el ritmo durante demasiado tiempo.

2 ★★

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Pecker

Realizador, Periodista, Camarógrafo, Técnico de sonido, Iluminador, Editor, Profesor universitario y Escritor.

Lo más leído