En 2003, con 16 años, ganó 1,8 millones de libras, más de dos millones de euros

El terrible drama de la ganadora más joven de la lotería británica: «Me dio más disgustos que alegrías»

Ahora, con tres hijos y un empleo con el que gana unos 13.000 euros anuales, asegura que es "más feliz que nunca"

El terrible drama de la ganadora más joven de la lotería británica: "Me dio más disgustos que alegrías"
Callie Rogers fue la ganadora más joven de la Lotería en el Reino Unido ITV

Una historia más que insólita. Dieciséis años después de convertirse en la ganadora más joven de la lotería británica, Callie Rogers ha contado el drama que vivió durante su época como millonaria y pide al gobierno de su país que aumente a los 18 la edad legal para poder jugar, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

En 2003, con solo 16 años, ganó 1,8 millones de libras, o lo que es lo mismo, más de dos millones de euros, pero según ha contado en ‘Mirror’, tantos ceros en su cuenta convirtieron su vida en un infierno.

El dinero acabó desapareciendo hasta quedarse sin nada, aunque, para ella, con la pérdida empezó lo bueno: «Fue lo mejor que me podía pasar. Aquella suma me dio más disgustos que alegrías», confiesa. «Era demasiado joven para manejar la presión».

Después de ganar la lotería, derrochó el dinero con lujosos regalos para familiares y amigos, además de conceder préstamos que nunca le fueron devueltos. «De un día para otro pasé de ser una niña despreocupada a una adulta. Todavía continúo arrastrando todos esos años. Incluso cuando voy a entrevistas de trabajo sigo pensando en ello. Sufro ansiedad cuando conozco a gente o parejas nuevas porque me viene a la cabeza lo que sus familias pensarán. Todavía me juzgan por lo que fui», explica.

Sus amigos, que posteriormente comprobó que no eran tal, le pedían dinero para comprarse coches nuevos y ella se lo prestaba «para ayudarles». No obstante, nunca volvió a ver ese dinero. Su vida con 16 años dio un giro de 180 grados, ya que, cuando ganó los casi dos millones de libras, vivía con sus padres y tenía un empleo con el que ganaba cerca de 5 euros por hora.

Más tarde, compró una vivienda con su pareja, padre de sus dos hijos mayores, de quien más tarde se separó. Durante esa dura época, admite a ‘Mirror’, estuvo al borde del suicidio y le retiraron la custodia de sus hijos. Entre otros derroches, en una entrevista anterior confesó haber gastado cerca de 270.000 euros en cocaína, aunque en esta ocasión lo niega.

En la actualidad es madre de tres hijos, tiene un sueldo de 13.000 euros anuales y vive en una pequeña casa alquilada. Asegura que es «más feliz que nunca» y ha obtenido una lección de todo lo ocurrido. «El dinero no da la felicidad y con lo justo se puede vivir perfectamente. Hay que aprender a valorar las cosas», señala. Ahora, pide al gobierno británico que los jóvenes no puedan jugar a la lotería y aumenten la edad legal permitida a los 18 años.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído