Los piratas somalíes retan a Obama y secuestran un barco griego

(PD).- Los piratas somalíes, todavía dolidos por el revés que les acaba de infligir EEUU, secuestraron este martes un carguero de propiedad griega en un asalto nocturno fuera de lo común frente a la costa de Somalia, el último ataque contra la navegación comercial en vitales canales marítimos.

La captura del MV Irene E.M. horas antes del amanecer fue una clara señal de que las bandas marítimas pretenden continuar con su ola criminal pese a dos operaciones en los últimos días por parte de fuerzas especiales de Estados Unidos y Francia en las que han muerto cinco piratas.

El teniente de la OTAN Alexandre Fernandes dijo que el buque de guerra portugués NRP Corte-Real había recibido una llamada de socorro del buque mercante con bandera de Saint Vincent y las Granadinas mientras navegaba por el golfo de Adén.

«Sólo pasaron tres minutos entre la alarma y el secuestro», dijo Fernandes a Reuters a bordo del buque de guerra.

«(Los piratas) atacaron por la noche, lo que es muy poco habitual. Usaron la luz de la luna».

El Programa de Asistencia a Navegantes del Este de África, que tiene su sede en Kenia y rastrea la piratería, dijo que los 22 miembros de la tripulación estaban ilesos.

El ministro griego de Marina Mercante indicó que todos los tripulantes del Irene E.M. eran filipinos. El barco navegaba desde Jordania a India cuando fue atacado. Sus propietarios del Pireo no estuvieron inmediatamente disponibles para comentar la información.

Piratas fuertemente armados de la caótica Somalia llevan tiempo causando estragos en los ajetreados pasos del océano Índico y el estratégico golfo de Adén, capturando docenas de barcos y huyendo con millones de dólares en rescates.

Responsables de la OTAN dijeron que un buque canadiense había enviado un helicóptero para investigar lo que estaba sucediendo.

«Hay rehenes, así que ahora seguiremos y supervisaremos la situación», dijo Fernandes.

A pesar de que hay navíos extranjeros patrullando las aguas de Somalia, los piratas han seguido eludiendo su captura, provocando la subida de las tasas de los seguros y desafiando a los ejércitos más poderosos del mundo.

Francotiradores de la Marina estadounidense a bordo de un destructor de Estados Unidos liberaron al capitán de un barco americano el domingo matando a tres piratas somalíes que le tenían como rehén en un bote salvavidas, poniendo fin a cinco días de secuestro.

Dos piratas más murieron el viernes cuando fuerzas francesas asaltaron un yate que había sido capturado. También murió un rehén francés.

Algunos temen que los sangrientos asaltos por parte de Washington y París para liberar a sus rehenes puedan elevar el riesgo de futuros derramamientos de sangre. Los piratas han prometido vengarse con ciudadanos estadounidenses y franceses.

Hasta ahora, las bandas han tratado generalmente bien a sus cautivos con la esperanza de llevarse grandes rescates.

La piratería es un negocio lucrativo en la anárquica nación del Cuerno de África, que lleva sin gobierno central desde el derrocamiento del dictador Mohamed Siad Barre en 1991.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído