El Gobierno de Ecuador amplía su red mediática con un nuevo diario popular

El Gobierno de Ecuador amplía su red mediática con un nuevo diario popular
. EFE/Archivo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha creado en tan solo cuatro años en el Gobierno una verdadera red mediática, que hoy amplió con la puesta en circulación de un diario popular con el que competirá con los periódicos sensacionalistas.

Se trata del Periódico Popular, que en su viñeta se identifica como «El Verdadero» y que toma las siglas de «PP», aunque ello ha levantado polémica y expuesto el nombre a verdaderos galimatías.

El «PP», que recuerda las siglas del partido conservador español, tendrá independencia administrativa y editorial de El Telégrafo, el decano de la prensa ecuatoriana, que pasó a control del Estado en 2007.

Aparte de ese periódico, el Gobierno dispone de la Radio Pública, la televisión pública Ecuador-TV y otros canales incautados a ex banqueros: Gama y TC-Televisión.

Para el catedrático Mauro Cervino, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), el nuevo rotativo «nace con la impronta de ser un diario gubernamental, no estatal».

El catedrático teme que el nuevo periódico se convierta en «un órgano oficial de información y difusión de contenidos del Gobierno».

Además, recalcó que ser público «no significa aligerar el contenido o hacerlo más frívolo o light», y dijo que el nuevo rotativo podría caer en una temática más efectista o sensacionalista, que el propio Gobierno ha criticado en diarios privados.

PP, El Verdadero se vende desde hoy en las calles de Ecuador a 40 centavos, lo mismo que los principales tabloides privados, Últimas Noticias y Extra.

El nuevo rotativo trae «raspaditas», sorteos instantáneos en los que el lector podrá ganar recargas para sus celulares o dinero en efectivo, y en los canales públicos de televisión habrá rifas de electrodomésticos, casas y automóviles con los números que saldrán en el PP.

En su primera edición dominan los deportes, los temas sociales, la farándula y las curiosidades, en un formato con grandes fotos a color y poco texto.

El Gobierno ha lanzado el periódico, según ha reconocido el propio Correa, para recrear la experiencia del diario privado Expreso, un periódico serio que edita el popular Extra, el más sensacionalista de los rotativos del país, y cuyas ventas prácticamente sostienen al gran matutino.

Cervino criticó que el nuevo periódico entre «a disputar» los contenidos que ofrecen los periódicos privados, pues a su juicio no es un rol que deberían cumplir los medios públicos.

En su opinión, la prensa pública debería dirigir sus enfoques a los temas que no los tratan los privados, pero que son necesarios para la ciudadanía, y «crear un espacio de pensamiento crítico» y «absolutamente pluralista».

El Gobierno tomó el control de El Telégrafo tras la entrada en prisión del ex banquero Fernando Aspiazu, detenido por uso indebido de dinero del Estado y de los clientes de su Banco del Progreso, afectado de graves problemas de liquidez en 1998 y que fue uno de los que desencadenó la peor crisis financiera del país.

Para compensar las pérdidas causadas al erario nacional, varias empresas de Aspiazu fueron incautadas, entre ellas El Telégrafo que, ya en manos del Gobierno, asumió su nuevo rol con una línea editorial oficialista.

Con el «PP, el Verdadero» el Gobierno busca un diario paralelo, con un lenguaje más simple, que pueda ser adquirido de forma masiva y que mejore las finanzas de «El Telégrafo».

Cervino fue editorialista de ese diario, pero renunció en junio tras conocer que el Gobierno pretendía editar otro periódico más popular.

Por todo ello, Cervino insistió en que para él la puesta en circulación del nuevo periódico «light» del Gobierno «es un error», que se da en medio de un debate, aún insuficiente, sobre la nueva Ley de Comunicación que impulsa el Ejecutivo y que se tramita en la Asamblea Nacional (Legislativo).

El proyecto de ley ha sido criticado por la oposición, porque dotaría al Gobierno de influencia en los contenidos de los medios de prensa privados, que ahora se escapan de la mano del Ejecutivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído