"Hay 4 muertos y 2 heridos en las milicias prorrusas. Los combates han cesado"

Ucrania está al borde de la guerra civil: cruenta liberación ‘in extremis’ del aeródromo de Kramatrosk

"No habrá más ultimátum. El Ejército ucraniano combatirá a los invasores extranjeros"

"Los vamos a combatir porque son bandidos y terroristas"

Soldados ucranianos a bordo de helicópteros aterrizaron en la localidad de Kramatorsk, en el este del país, este martes 15 de abril, aparentemente en el inicio de la operación antiterrorista anunciada por el Gobierno contra los separatistas prorrusos, pero permanecen en el aeródromo cuyo control han recuperado tras encontrarse con un recibimiento hostil por parte de la población.

El presidente interino de Ucrania, Oleksander Turchinov, confiró la operación durante una reunión parlamentaria.

«Acabo de recibir una llamada de teléfono de la región de Donetsk, los comandos ucranianos han liberado el aeropuerto de Kramatorsk ocupado por los terroristas»,

ha indicado Turchinov, según recoge la agencia RIA Novosti.

El Ministerio de Defensa ucraniano ha informado de que ninguno de sus efectivos ha resultado herido en la operación especial en el aeropuerto de Kramatorsk. «No hay muertos o heridos entre nuestras tropas», ha indicado una fuente del Ministerio a Interfax, que no ha mencionado heridos del bando contrario.

CONTROLES

Según el Ministerio y las fuentes citadas por RIA Novosti, las carreteras de entrada y salida de Kramatorsk están controladas por las fuerzas armadas ucranianas, si bien un centenar de manifestantes antigubernamentales todavía mantienen barricadas en el interior de la localidad.

La agencia Itar-Tass informa, citando fuentes militares ucranianas, que la situación en la localidad es «tranquila» y que hay efectivos de la Guardia Nacional leales a Kiev operando en Kramatorsk.

Por otra parte, un representante de las fuerzas de autodefensa en esta ciudad ha denunciado en declaraciones a RIA Novosti que «mercenarios de la agencia privada estadounidense Blackwater» han ayudado a las fuerzas ucranianas en su operación.

MUERTOS

Otro representante de las milicias populares ha asegurado que el balance de víctimas es superior a lo que se ha informado hasta ahora. «Hay más muertos y heridos de lo que habéis informado», ha señalado a la agencia rusa, que previamente ha informado de cuatro muertos y dos heridos, citando a un activista prorruso dentro del aeródromo.

Mientras, medios rusos que citan a fuentes de las milicias prorrusas de la ciudad informaron de entre cuatro y once muertos entre los sublevados.

«En el aeródromo hay cuatro muertos y dos heridos entre las milicias (prorrusas). Los combates han cesado. Las milicias se han retirado. La parte ucraniana ha tomado el aeródromo bajo su control»,

dijo un portavoz de los sublevados a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

El canal ruso «Rusia 24» entrevistó a un portavoz de las milicias prorrusas quien aseguró que cazas ucranianos abrió fuego contra «civiles» que se acercaron al aeródromo para supuestamente convencer a los soldados de que se pasaran a su bando.

«Los militares abrieron fuego contra ellos. Dos minutos después dos cazas despegaron y comenzaron a disparar desde sus cañones contra los civiles a una altura de diez metros»,

dijo Pável Petrov, portavoz prorruso.

Al respecto, una fuente militar aseguró al diario digital «Ukrainskaya Pravda» que los cazas que estaban estacionados en el aeródromo

«despegaron porque no se sabía cómo terminaría el asalto y había que protegerlas, por eso ascendieron».

El jefe de la operación antiterrorista lanzada por Kiev, el general Vasili Krútov, advirtió a las milicias prorrusas de que «no habrá más ultimátum» y de que el Ejército ucraniano «combatirá a los invasores extranjeros».

«Los ultimátum son cosa de civiles. Esta es una operación militar», dijo Krútov a un grupo de reporteros entre los que se encontraba Efe cerca de la localidad de Izium, en la región de Járkov.

Krútov, general de los servicios secretos ucranianos, estimó en «unos 300 a los hombres armados que actúan en el este de Ucrania, en su mayoría en Slaviansk», ciudad de la región oriental de Donetsk, limítrofe con Rusia.

«Los vamos a combatir porque son invasores extranjeros, bandidos y terroristas», señaló el jefe del Centro Antiterrorista y subjefe del Servicio de Seguridad de Ucrania.

Turchínov anunció el comienzo de una operación antiterrorista en la región de Donetsk para «defender a los ciudadanos de Ucrania, frenar el terror y los intentos de desmembrar el país».

El domingo pasado, adelantó la puesta en marcha de una «operación antiterrorista de envergadura con el empleo de las Fuerzas Armadas» para restablecer el orden en las regiones orientales de país, de mayoría rusohablante.

Operación de las fuerzas especiales

La localidad de Kramatorsk es una de las diez localidades en el este de Ucrania, donde se concentra la población rusófona del país, donde han estallado rebeliones separatistas.

Los soldados desembarcaron en Kramatorsk en dos helicópteros después de que un avión de la Fuerza Aérea realizara lo que pareció ser un intento fallido de aterrizar en el aeródromo próximo a la ciudad, donde separatistas y simpatizantes han establecido barricadas en las puertas de entrada.

La corresponsal de Reuters ha escuchado varios disparos desde el interior de la base, mientras una multitud de simpatizantes de los separatistas avanzaban hacia las puertas del aeródromo después de que aterrizaran las tropas, pero aparentemente se trató de disparos de advertencia.

Entre la multitud, compuesta por varios cientos de personas, parecían ser todos civiles y ninguno llevaba armas visibles. No se produjeron altercados y las autoridades ucranianas no han informado de víctimas, algo que sí han hecho varios medios rusos, que hablan de hasta cuatro fallecidos en el interior de la base.

El general ucraniano que afirmaba ser el comandante de la operación antiterrorista en Kramatorsk se ha encontrado con una recepción hostil cuando ha tratado de razonar con la multitud. El oficial, Gennadi Krutov, ha dicho: «tenemos información de que ha habido un tiroteo aquí».

«He venido aquí para aclarar que hay una operación antiterrorista en marcha y estoy aquí para protegeros», ha afirmado, dirigiéndose a los presentes «como ciudadanos de nuestro país común».

«Manos fuera»

Ante sus palabras, la multitud ha respondido «manos fuera de Donbass», el nombre que recibe esta región del este de Ucrania. A medida que se acaloraba la discusión, la multitud, compuesta por varios cientos de personas, ha empujado al general, que un momento dado ha perdido su sombrero. Con la caída de la noche, él y sus hombres se han retirado al interior del aeródromo.

Los residentes locales, algunos de ellos con banderas rusas, han establecido barricadas de arena y neumáticos frente a las puertas del aeródromo.

Las fuerzas especiales ucranianas se han hecho con el control del aeródromo de Kramatorsk, en el este del país, según ha confirmado.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído