Pacos

Paco Sande

Hail Obama…

Hail Obama. Con la victoria de Obama el mundo estalla de alegría. Como en una orgía colosal el mundo entero canta, ríe, llora, baila y salta en un orgasmo colectivo a escala mundial. La victoria de Obama nos ha dejado a todos como si hubiésemos ganado la lotería.
Y, especialmente, aquí en España, los “progres” de izquierda se sienten como si hubiesen ganado ellos las elecciones. Han vuelto a derrotar de nuevo a la derecha, claman.
Han hecho del candidato negro su candidato y lo han hecho por eso…porque es negro. Y es que en este país, donde tanto nos gusta el rollito progre de lo políticamente correcto, ya nadie cotiza por lo que vale, sino por lo que representa.
Si eres mujer, mejor que hombre. Si eres hombre negro, mejor que hombre blanco. Si eres hombre negro y además drogadito, mucho mejor, y si, además, eres homosexual, entonces tu cotización, propagandistica-progre, se pondrá por las nubes.
Y es que aquí, un varón de unos cincuenta años, blanco, heterosexual, casado, con dos hijos y conviviendo con la misma mujer durante treinta años, que nunca ha fumado, ni se ha drogado, se ha emborrachado alguna vez, pero no muchas, que no le gusta ni Neruda, ni Picasso, ni Woody Allen, y que, además, odia a los nacionalistas y le gusta Julio Iglesias y el vino con gaseosa, en una escala del 1 al 10, su cotización sería de menos 11.
Bueno, que vaya por delante que yo también estoy contento de que haya ganado Obama. Y me doy cuenta de que esto representa un hito en la historia del mundo en general y de la raza negra en particular. Por fin son reconocidos simplemente como personas, en vez de cómo personas negras. Y la prueba más palpable es que uno de ellos haya sido elegido para dirigir el destino de los Estados Unidos de América, que es tanto como decir el destino del mundo.
Pero dicho esto y como yo, cuando gano me escamo, me reservo el derecho de tener mis dudas y no creer que Obama pueda ser la panacea de todos los males del mundo.
Y los pseudo intelectuales-progres de este país, deberían hacer lo mismo y observar lo que hace este hombre, antes de echar las campanas al vuelo.
Bien es verdad, que el discurso de Barack Obama en su campaña de primarias, era bastante de rollito de izquierdas, alianzas de civilizaciones y toda esa parafernalia que tanto gusta aqui y que, incluso, en una oficina de voluntarios para su campaña en Houston, hondeaba una bandera cubana con la imagen del Che Guevara. Pero todo ello cambió radicalmente a raíz de su triunfo sobre la señora Clinton, su discurso se hizo mucho más conservador, y eso lo dejo claro el otro día en su primer discurso como ganador de las elecciones, en el que acabo diciendo que, los Estados Unidos de América seguirían siendo, esencialmente, los Estados Unidos de América.
Sea como fuere lo que vaya a hacer este hombre, no lo tiene fácil. Su cargo como Presidente viene acompañado de la peor condición económica que ningún Presidente de USA, se haya encontrado desde Franklin D. Roosevelt en 1933.
Quizás esto sea un nuevo amanecer, pero lo cierto es que los estados Unidos es un país en recesión y lo va a seguir siendo por bastante tiempo.
Lo que el nuevo Presidente-electo, se va a encontrar en su agenda es suficiente para llenar todas las agendas. Con el desempleo, la “reposesión” de viviendas por parte de los bancos y la deuda nacional subiendo.
Al mismo tiempo que el gasto familiar, la carga de trabajo de las empresas, el precio de las casas y los beneficios de las empresas se desploman.
Y con una deuda externa que va derecha a sobrepasar el trillón de dólares para el próximo año, lo deja con un muy limitado margen de maniobra para cumplir sus promesas de campaña electoral. Tendrá que hacer uso de todo su buen saber para tratar de salvar las grandes empresas norteamericanas, tales como la industria del automóvil, (La General Motors presento unas perdidas record, hace pocos días) la cual está pidiendo desde hace tiempo, un rescate, por parte del Gobierno, similar al que se ha hecho con los bancos.
Esperemos que no tome como precedente lo que América hizo en 1930, que con el Smoot-Haley Act, subió los impuestos desproporcionadamente en todos los productos importados y llevo al mundo entero a la Gran Depresión.
Otro asunto que requerirá de toda su astucia y habilidad diplomática, será la forma en como va a enfrentarse con el nuevo reto que le ha puesto Rusia, al insistir su presidente Dmitry Medvedev, en que América, debe volverse atrás en sus planes de construir un escudo de misiles en Europa del Este o prepararse a volver a la guerra fría.
El presidente Medvedev, declaro que, Rusia construirá un mecanismo de bloqueo que dejara inservibles las estaciones escudo, planeadas para ser construidas en Polonia y la Republica Checa.
Esto puede ser visto como un órdago, por parte de la Casa Blanca y mandar las relaciones este-oeste al congelador por un largo periodo.
Este temprano aviso por parte de Rusia, posiblemente se deba a la intención de ésta de sondear la paciencia y resistencia de Obama.
Pero es un recordatorio también, de que el nuevo Comandante en Jefe, debe estar dispuesto a enfrentarse con los enemigos de América tan pronto como entre en el Despacho Oval.
De momento, la actitud de Obama en su política exterior en general y en este asunto en particular, parece ser la misma tomada por la administración de Bush.
Y eso es lo que hay que esperar de este hombre. No que sea un buen presidente negro o un buen presidente blanco, sino un buen Presidente de los Estados Unidos de América.

Los mejores productos de electrónica para compras online

PRODUCTOS DE ELECTRONICA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído