Pacos

Paco Sande

Acto vandálico; La furia de los barbaros.

La noticia: El director del Instituto Santo Tomé, Modesto López, denunció ayer a la Policía Nacional el ataque vandálico que sufrió el centro el jueves por la noche. Unos desconocidos arrojaron unos 25 kilos de pintura de color salmón sobre las paredes, en las que también hicieron pintadas contra una profesora de inglés del centro, Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe. La pintura utilizada es la misma que se ha empleado en ataques contra diversos medios de comunicación.
Los intrusos dejaron regueros y manchas de pintura en el patio y escribieron: «Gloria Lago, fascista» y «Os inimigos do galego pagarán».
La profesora resta importancia a lo sucedido y señala que «menos mal que los alumnos del centro me conocen porque me han acusado de barbaridades». Y añade que «jamás he realizado soflamas en clase».
Otros ataques
El director cree que los atacantes no son estudiantes del instituto y señala que el pasado 7 de junio hubo otro ataque. En dicha fecha la limpieza de la pintura costó unos 800 euros. El instituto es un edificio noble de piedra que se inauguró en 1962. Modesto López lamenta que el centro educativo que «lleva a cabo una gran cantidad de actividades culturales notables» sea noticia por unos hechos negativos.

Ahí los tienen, atacando a Gloria Lago, por el único pecado, por parte de ésta, de pedir libertad, para que los gallegos podamos educar a nuestros hijos en castellano, o sea en español, o sea la lengua del país en el que vivimos.
Nadie les pide o exige a ellos, que hagan lo mismo, los que pedimos la libertad de elección para todos, pedimos eso,libertad de elección para TODOS, y ellos son muy libre de elegir la lengua en que hablar, amar, educar a los hijos, pensar o lo que se tercie.
Solo pedimos, para nosotros, el mismo derecho.
Cualquier demócrata estaría más que satisfecho con eso.
Pero ellos no.
Ellos que se creen demócratas. Que se creen salvadores de una Galicia “asoballada”. Que siente un odio visceral hacia Franco, porque éste fue un dictador, no aceptan la diversidad de ideas.
Para ellos la idea de la democracia es aquélla que coincida con la suya, otra idea diferente, o viene de parte del ignorante, del enfermo o de enemigos de su “país”.
Esta es, fue y será siempre el dogma de todo régimen totalitario.
El comunismo, el fascismo, los gobiernos teocráticos del islam de los ayatolas y cualquier dictador que se precie, fue siempre fiel a ese dogma.
No quieren darse cuenta de que, si Galicia está “asoballada” (sometida) es porque ellos la “asoballan” (someten) a sus deseos y a sus ideas totalitarias. No la dejan expresarse libremente. Quieren moldearla a su antojo, como se moldea un bonsái. No quieren darse cuenta de que un bonsái, no es otra cosa que un árbol sometido, un árbol al que no se le ha dejado crecer libremente.
Cuando expones estas razones a uno de estos “demócratas”, autoproclamados “guardianes de las esencias primigenias gallegas”, obviando toda lógica y negándose rotundamente a cualquier proceso de razonamiento, se desembaraza del asunto tachándote de enemigo del gallego y punto.
O va a ser como ellos dicen, o no va a ser.
Para ellos, el querer hablar en castellano (español) representa un ataque contra el idioma más débil, el gallego.
A este punto, quiero usar la respuesta que le da a uno de estos “paladines de la patria galaica”, el señor Pedro M Larrauri. En el periódico “La Voz de Galicia” en la sección cartas al director: Según esta argumentación,va a ser que, no ir a misa es un ataque contra la Iglesia Católica; jugar al futbol es un ataque contra la federación de baloncesto y contra todos que practican este deporte; tocar la guitarra perjudica a la gaita gallega; y usar un tractor ataca a nuestra tradición de arar con bueyes…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído