Pacos

Paco Sande

¿Qué no daría yo por volver a ser europeo antes de morir?

Esta mañana mientras iba en el coche hacia el trabajo, llevaba sintonizada en la radio el programa de mi amigo Carlos Herrera, “Herrera en la onda”, (Carlos no sabe que es mi amigo, el no me conoce, no me ha visto nunca y quizás nunca lo haga, pero él es mi amigo) y pude escuchar la entrevista que este la hacia al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, y de verdad les digo que el escuchar a este hombre daba a la vez admiración y temor.
Temor porque el panorama que relataba sobre el estado de nuestro país no puede ser mas desolador.
No llegué a escuchar bien a cuanto ascendía la deuda, pero el otro día creo que oí en el mismo programa, me parece que al doctor Rodríguez Brown, que era de dos billones, con B, de euros, y yo he conseguido por ahí, por internet, lo siguiente: «Según el Banco de España y el Banco Internacional de Pagos de Basilea la deuda externa bruta española alcanza 1,7 billones».
(Creo que esta información esta ya un poco desfasada, por lo tanto, debe ser verdad, andamos por los dos billones).
Y no tenemos un duro, el desempleo va en aumento y por lo tanto también los pagos, y la recaudación disminuye.
Y entonces hay que hacer mas recortes que equivale a mas desempleo que equivale a menos recaudación, y entramos en un circulo vicioso del que para salir nos va a costar Dios y ayuda.
Y lo peor es que no hay otro camino y hay que tenerlos bien plantados para seguir haciendo lo que hace falta hacer, sin escuchar a los que dicen que hay que relajar la economía, no hacer caso de Europa, buscar más dinero y crear empleo, voces de sirena que solo nos llevarían a la perdición total. Hace falta que el Gobierno tenga los arrestos suficientes para ser capaz de llegar al fondo que sea necesario para, una vez allí, dar una patada y volver a salir a flote.
Y ahí es donde esta mí admiración hacia lo que decía el señor Beteta.
Por lo de pronto ha dicho que, «sí o sí» todas las comunidades autónomas han de cumplir con el objetivo de reducir el déficit al 1,5 % del PIB en 2012 y ha advertido de que «si hubiera que llegar a la intervención financiera se llegará». Y aseguraba que, si las cuentas de alguna comunidad no están claras, «funcionarios de la Administración del Estado irán a realizar la gestión financiera en la sede de la administración intervenida».
Pues que así sea.
Veremos si este Gobierno tiene lo que hay que tener para acabar con todo el despilfarro de las, en mala hora creadas, Comunidades Autónomas.
A ver si tienen lo que hay que tener para decirles que el dinero está para gastar en cosas útiles y no en embajadas regionales en el extrajero, en ministros de cualquier ramo por duplicado, en doblar las películas de Hollywood a idiomas regionales etc.
A ver si tiene lo que hay que tener para decirle al señorito vasco, vestido como un pitiminí de los 70 con su camisita saliéndole por debajo del jersey del cocodrilo y muy mono él, mas anticuado que el hilo negro, pero muy mono, si señor, decirle quien tiene que subir las escaleras ¡fantasma del nabo!
¿A ver si tiene lo que hay que tener?
Y si no lo tiene, ¡Dios mío, si no lo tiene!, entonces que vengan los alemanes, los belgas, los ingleses o quien sea, y que nos quiten de este embrollo.
Me preguntaba el otro día un amigo si a mi no me importaba ser gobernado por un alemán.
A mi me da lo mismo la nacionalidad de quien nos gobierne, con tal de que lo haga bien me da igual.
Que venga quien sea y que nos quite de este carajal.
Ojalá, Europa fuese un gran país y España una de sus regiones, ojalá.
Que no daría yo por vivir de nuevo como un europeo (Lo hice durante 17 años en Inglaterra pero cometí la torpeza de volver) con su seriedad, su horario sobrio, su respeto por la ley y el orden, su amor por su país, etc.
¿Qué no daría yo por volver a ser europeo antes de morir?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído