Pacos

Paco Sande

Mujeres primero, un mito que se hunde.

Resulta que aquello, que siempre creímos tan real, que decía que: mujeres y niños primero, no pasaba de ser un mito.
Siempre se ha dicho que en cualquier naufragio que se precie los hombres galantemente procedían a ceder sus puestos a favor de que las mujeres y los niños fuesen los primeros en la línea de una posible salvación.
Bien, pues ahora, según un estudio llevado a cabo en Inglaterra, se ha demostrado que no suele suceder así.
A pesar de la tradición que dice que los niños y las mujeres debieran ser los primeros en poner a salvo, la tasa de supervivencia de las mujeres en tales circunstancias es la mitad que la de los hombres.
Y la tasa de los niños todavía cae por debajo de la de aquellas.
Y, aunque parezca mentira, la proporción más alta de supervivencia en un naufragio recae entre los miembros de la tripulación. El estudio ha demostrado que estos son el colectivo que más a sobrevivido a estas catástrofes, muy por encima de los pasajeros.

Investigadores de la “Sweden Uppsala Universite” han estudiado naufragios que van desde 1852 a 2011.
Y han concluido con unos resultados que demuestran que las mujeres tienen muchas más desventajas a la hora de ponerse a salvo en comparación con los hombres.
Y es que siempre es lo mismo: mucha galantería, caballerosidad, arrojo, valentía y tal, pero cuando las cosas se ponen serias, y cuando digo serias, digo serias, algo como que, para que ella se salve yo me quedo aquí, cada cual trata de salvar su trasero y muy pocos, poquísimos, siguen el guion de la película donde el héroe se sacrifica para que la dama se salve.

Los productos para mejorar tu estilo de vida

PRODUCTOS DE DEPORTE

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído