Pacos

Paco Sande

¿Por qué Cataluña se ha disgustado con España y que va a pasar?

Me pregunta un amigo: ¿Por qué Cataluña se ha disgustado con España y que va a pasar?
¿Se acabará separando?
Le contesto: En primer lugar, Cataluña no puede estar enfadada con España, puesto que, Cataluña, es parte de España.
Lo que pasa es que, parte de los catalanes, se han creído el cuento aquel que unos políticos ineptos e incapaces, además de corruptos, les contaron un día para tratar de encubrir así, su ineptitud y su falta de honradez.
Durante años, se estuvieron poniendo las botas unos y otros, y gastando y malgastando a diestro y siniestro, en toda clase de tonterías y gilipolleces.
Y si se acababa el dinero, no importaba, venia de Europa a raudales, -una Europa que invirtió tres veces el “Plan Marshall”, en ayudas para que los países más deprimidos se pudieran poner a la altura de los más desarrollados, algo que, al final, se probó inútil- y ellos solo tenían que acudir al Gobierno de turno, -Felipe Gonzales, Aznar, Zapatero- y, si el Gobierno en cuestión no tenía mayoría absoluta, cambiarle su apoyo por dinero, como si fueran cromos, y si el Gobierno ya tenía mayoría, entonces se le amenazaba con pedir la independencia de Cataluña y punto, el Gobierno pagaba a toca teja.
Y esto fue lo que trataron de hacer también con el Gobierno Rajoy, pero esta vez había una diferencia sustancial, el país estaba siendo azotado por la madre de todas las crisis y el Gobierno no tenía un duro, no es que no quisiera dárselo, no, es que no había un chavo.
Esto debiera haberlo intuido el señor Mas antes de haberse metido en su desastrosa aventura, y quizás lo hizo, pero aun creyó que el Gobierno aflojaría la pela aunque tuviera que dejar a pedir al resto de las demás Comunidades Autónomas.
Pero Rajoy no cedió, y si algunas vez pasó por su mente la idea de hacerlo, la deshecho a sabiendas de que, el hacer tal cosa, le podría acarrear mas disgusto, que beneficio el ceder a las demandas del catalán.
Entonces el bueno de Arturo, se lanzó en plancha a la piscina sin mirar siquiera si tenía agua, y convocó elecciones, creyéndose que iba a entrar en Cataluña en loor de multitudes, se vio a sí mismo como Moisés entrando en la tierra prometida, -se le olvidó que Moisés nunca llegó a entra en la tierra prometida- y se dio el gran batacazo. Creyó que envolviéndose en la bandera catalana obtendría fácilmente mayoría absoluta y acabó perdiendo 14 escaños.
Y, viéndose perdido, se acaba aliando con su rival natural, Esquerra Republicana de Cataluña, un pacto contra natura, y sigue adelante con su descabellado plan de convocar el dichoso referendo.

¿Y qué va a pasar?
¿Acabará independizándose Cataluña?
Por desgracia para el resto de España, no.
Puesto que el rey Arturo Mas I de Cataluña, seguirá adelante con su plan del referendo, que acabará celebrando y en el cual, gane el sí, o el no, a la independencia, la cosa va a andar muy justa.
Y, no se van a independizar, puesto que eso sería quedar automáticamente fuera de Europa, con todo el perjuicio que ello conlleva, pero Mas seguirá explotando el cuento aquel, rayado de tanto ser repetido, de que el pueblo catalán ha hablado y que quiere “más libertad», auto gobierno, un banco propio, una hacienda propia, que en Cataluña se estudie y se hable solo en catalán, y el mercado y los impuestos de todos los españoles.
Y el Gobierno, luego de jurar y perjurar que jamás de los jamases le va a conceder tal cosa, acabará por tragar, y luego la Cataluña de rey Arturo, después de haber conseguido todo lo que pedía, se quedaran tranquilos por unos años, hasta que, volviendo a las andadas, luego de volver a despilfarrar en toda clase de tonterías, corruptelas, y corrupciones, se vuelvan a quedar sin dinero, entonces acudirán de nuevo al Gobierno de turno y vuelta a empezar. Pero eso es ya otra historia

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído