Pacos

Paco Sande

Mucho me temo que el trágico destino de España, va a ser la balcanización, la pobreza, y el comunismo más trasnochado.

 

Se han hecho con el Poder Judicial, y van a por el Rey, que es el Jefe del Estado. La separación de poderes se ha ido a tomar por saco…

Blanquean asesinos y criminales.

Ahora mismo hay diputados y ministros con sentencias y la Sala de lo Penal hace mutis por el foro.

La policía que acude a disolver los botellones, son atacados, con botellas piedras o cualquier objeto que encuentren a mano, por los jovencitos, que se siente impunes porque saben que en el supuesto caso de ser detenidos a las dos horas están en la calle, mientras que si un policía les revienta la boca de un porrazo, puede arruinar su carrera y su vida para siempre.

Y eso no es lo peor, estamos siendo invadidos por magrebíes y marroquís, que  cometen toda clase de desmanes y fechorías, desde insultar, o incluso pegar, a cualquiera que crean que los está mirando mal, hasta asaltar y violar a mujeres -.hecho éste que ocultan, tanto el Gobierno, como las autoridades, por orden de ese Gobierno-, como la prensa más apesebrada que ha existido jamás en España. Éstos también se saben impunes y se sienten los amos, y bajo esta premisa son capaces de  reventar a golpes a cualquiera que les diga algo, aunque este cualquiera sea un policía, como ocurrió recientemente en el autobús de Zaragoza.

Y en el capitulo de los impuestos, agárrense: además de cobrarnos impuestos hasta por el viento y el sol, y no es una broma, este impuesto lo podemos ver reflejado en la factura de la luz, se inventan nuevos impuestos.

Si alguna vez tienen tiempo y ganas cansar el cerebro, estudien esta factura de la luz y verán como el mayor gasto son impuestos sobre alguna cosa. Impuestos que ellos  suman al coste real de la luz y al final nos cobran el IVA de toda la suma, o sea, nos cobran un impuesto a los impuestos, je, je.

Y en las donaciones: aquí también se han inventando la formula para cobrar el mismo impuesto dos veces. Hasta ahora, en una donación, el que recibía dicha donación era el que tenía que pagar el impuesto correspondiente, por ser el beneficiario de una ganancia.

Pero a partir del primero de enero de 2022, esto cambia: el que recibe la donación seguirá teniendo que pagar el impuesto correspondiente a esa ganancia, pero el donante tendrá, a su vez, que pagar un impuesto por dicha donación como si esa donación se hubiese tratado de una venta. Así, con un par, en frio, y aquí no pasa nada, porque Gobierna el Partido de los pobres… ¡Pobres, si, pobres españoles, la que nos espera!

Alemania, con 80 millones de habitantes tiene 150.000 políticos y España con 47 millones tiene 445.000 políticos, más consejeros, asesores, senadores, concejales,  y cualquier nombramiento que se pueda meter en cualquier chiringuito ad hoc, para el pariente, amiguete o compadre de turno.

Desde enero de 2020 hasta ahora, se han creado en España, más de 150.000 puestos de “trabajo” de empleo público.

El sector público se ha convertido ya en la mayor agencia de empleo…de España. Tanto derroche en la contratación publica, ha hecho que este sector sea un pozo sin fondo…el gasto que esto conlleva es inmenso, la deuda crece, el dinero no llega para nada, y el Gobierno exprime al pobre contribuyente igual que a un limón.

Y aquí no pasa nada…

El español medio se ha acomodado al sistema y no va a salir de su zona de confort hasta que sea demasiado tarde.

A los jóvenes, -que ahora son jóvenes hasta los cincuenta- les interesa más los botellones y los festivales que la política o la suerte que pueda correr España, y, además, creen que lo más intelectual y lo más cool, es votar a la izquierda, aunque no tienen ni pajolera idea de como es el partido o siquiera el nombre de los políticos que lo conforman.

Los «adultos» estamos divididos al 50%, los que la vemos venir y aquellos que, como los jóvenes, se creen que votar a la izquierda les da un toque intelectual – normalmente estos suelen ser indoctos, o «titiriteros»-

Y los más mayores, los pobrecillos, suelen ser los más sensatos y suelen votar a la derecha, pero ya no están para salir a la calle a manifestarse o empezar una revolución, como hacen los «jóvenes» de la izquierda…

Así que, si dios no lo remedia, esto acaba peor que Venezuela.

 

Mucho me temo que el trágico destino de España, va a ser la balcanización, la pobreza, y el comunismo más trasnochado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído