Juan José Márquez, que viajaba junto al presidente encargado, fue separado por agentes de Migración y ahora se desconoce su paradero

El dictador Maduro secuestra al tío de Guaidó al pisar Caracas, ante el silencio cómplice de su ‘canciller’ Zapatero

El dictador Maduro secuestra al tío de Guaidó al pisar Caracas, ante el silencio cómplice de su ‘canciller’ Zapatero
Juan Guaidó en su regreso a Caracas PD

José Luis Rodríguez Zapatero salió justo antes de la llegada de Juan Guaidó a Venezuela. El expresidente español, casualmente o no, estaba fuera de Caracas cuando regresó por el aeropuerto el presidente encargado y comenzó la venganza del chavismo por su gira en el extranjero. Además de los golpes e insultos de un pequeño grupo de funcionarios del Estado, las fuerzas de seguridad chavistas han secuestrado a un familiar directo de Guaidó y miembro de su equipo.

La Asamblea Nacional de Venezuela denunció la «desaparición forzada» del tío del presidente encargado, Juan Guaidó, al llegar al aeropuerto de Caracas. Juan José Márquez fue separado del resto del equipo poco después de aterrizar en la capital del país tras ser interceptado por las autoridades aduaneras. «Desde el Gobierno Legítimo de Venezuela denunciamos la desaparición forzada, a manos del régimen, del ciudadano Juan José Márquez, tío del presidente [encargado] Juan Guaidó», dice el comunicado de la Asamblea Nacional.

«Márquez bajó del avión junto al resto de los tripulantes y tras haber pasado con normalidad Migración, fue retenido por una supuesta revisión de documentos», continúa el comunicado. Aprovechando el caos en el aeropuerto «provocado por la violencia de la dictadura», detuvieron «ilegalmente» al señor Márquez. Sus familiares informaron poco después de que habían hablado por teléfono con él, pero no han vuelto a tener comunicación desde entonces.

«Exigimos su liberación», continúa el mensaje del equipo de Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente encargado de Venezuela. Márquez acompañaba a Guaidó en su regreso a Venezuela tras una gira de 23 días.

La Asamblea Nacional responsabiliza a Nicolás Maduro y al director de seguridad del Aeropuerto Internacional, Franco Quintero, por la «integridad física» del tío del presidente interino. «Cualquier acto de violencia o agresión física contra el presidente Guaidó y su comitiva será responsabilidad de la dictadura», afirma el documento, que sostiene que «deberán enfrentarse a las consecuencias a nivel nacional e internacional».

¿Un plan de Zapatero?

El expresidente español, quien fue apodado ‘el príncipe’ por la propia Delcy Rodríguez, habría viajado hasta Caracas con el objetivo principal de “trazar una estrategia de cara al regreso de Juan Guaidó a Venezuela. Un tema que no sólo tiene que tratar con el régimen, sino también con los rusos que acaban de entrar al país”, afirman a Periodista Digital fuentes del gobierno interino. En este sentido, hacen referencia a la llegada del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (quien ya afirmó que se reuniría con Nicolás Maduro y con Delcy Rodríguez).

El régimen de Nicolás Maduro ya afirmó su interés en capturar a Juan Guaidó a su llegada a Venezuela, pero Estados Unidos ya advirtió que habría una respuesta inmediata si ocurre algo con el presidente encargado de Venezuela. De ahí que la dictadura bolivariana esté moviendo su dos grandes piezas en el ajedrez internacional: Rusia y España, donde ya es conocida la labor a favor del régimen de José Luis Rodríguez Zapatero (en especial en materia de presos políticos, como ocurrió con Leopoldo López y las amenazas a Julio Borges). El objetivo es «ver cómo pueden desaparecer a Juan Guaidó de la política venezolana sin generar una intervención militar inmediata de Estados Unidos».

La segunda ‘misión’ del expresidente socialista es más evidente: intentar apagar el gran incendio que ha generado la reunión entre José Luis Ábalos y la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. En concreto, tendrá que “recuperar la intermediación entre el gobierno de España y el régimen chavista, por lo que dejarían al margen a otros ministros o funcionarios que puedan poner en ‘jaque’ la permanencia del gobierno progresista”. Además, tendrá que contentar a Delcy, quien “no ha quedado muy satisfecha por las presiones de la Policía Nacional, ni por cómo se tuvo que limitar a ciertas áreas del aeropuerto”.

Es importante recordar que, en las últimas semanas, José Luis Rodríguez Zapatero ha ido realizando una ronda de entrevistas en los medios de comunicación (tanto prensa escrita como radio y televisión) para intentar quitarle hierro al polémico ‘Caso Ábalos’, lo que ha desencadenado en un blanqueo directo al régimen de Nicolás Maduro, llegando a decir que Delcy Rodríguez (sancionada por la Unión Europea por las violaciones a Derechos Humanos) ha “trabajado siempre a favor de las medidas de libertad y de los derechos fundamentales”.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído