Sed nuestros Invitados de Trabajo

Sed nuestros Invitados de Trabajo

Susana Mendoza (Periodista Digital).-La mayoría de los periódicos abren con la decisión del Senado de aprobar una ley relativamente abierta para la regulación de inmigrantes, debido a las protestas masivas que se han dado en diferentes ciudades. Esta nueva ley permitirá que los inmigrantes tengan un estatus de “Invitados Trabajadores” que podría llevarles a obtener la ciudadanía.

Como publican el New York Times, el Washington Post y el Los Angeles Times, el Senado norteamericano está siendo presionado para que comience la reforma para la inmigración inmediatamente, aunque también se plantean el hecho de que es posible que ni siquiera llegue a ser votado, a pesar de contar con el apoyo de Bush. Esto puede ser debido a la oposición del senador Bill Frist, republicano recalcitrante, que también quiere llevar otra ley en la que no se prevé ningún tipo de invitación a trabajar, ni desde luego a quedarse. En esta ley incluso se penalizaría a las asociaciones de caridad que ayuden a inmigrantes.

El USA Today da preferencia a la noticia del juicio a Zacarias Moussaui, uno de los acusados por el 11-S; Moussaui se ha sentado en el banquillo y desde luego, como refleja el USA Today esto no ha ayudado mucho a su defensa. Ahora Moussaui cambia su versión y asegura que fue presionado para tomar parte en los ataques.
Los abogados defensores se tiran de los pelos con las declaraciones del acusado; según Zacarias Moussaui, él mintió a los investigadores del 11-S porque quería que “continuase su misión”. También afirmó conocer a los secuestradores de los aviones, que los había visto en Afganistán y que incluso se compró una radio para poder escuchar bien los atentados.

Pero como publica el Los Angeles Times, los oficiales de inteligencia ponen en duda que Moussaui estuviese realmente enterado de lo que pasaba. El cerebro de los ataques del 11-S, Sheik Mohammed, ha afirmado que Moussaui no sabía absolutamente nada de los planes terroristas, y que si lo hubiese sabido los planes se habrían cambiado.

El New York Times y el Los Angeles Times tienen en portada también a los líderes chiítas enfurecidos contra EEUU por lo que afirman ha sido una batida en una mezquita en la que han muerto 16 civiles, incluidos varios políticos chiítas. Según el Washington Post, no fue contra una mezquita sino una “célula terrorista” y la operación fue un auténtico éxito. Líderes chiítas exigen una investigación conjunta de los hechos y avisan de que:

El gobierno norteamericano se puede meter en una densa ciénaga si entra en guerra con el tranquilo gigante chiíta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído