La FIP condena las investigaciones a los periodistas en Afganistán, que realiza una firma de relaciones públicas

La verdad es que tiene su lógica el que el Pentágono quiera saber a quién sube en sus carros blindados y da acceso a sus campamentos, pero hay quien s eha mosqueado. Y mucho. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) y varias organizaciones estadounidenses del sector han condenado las investigaciones que realizan las autoridades militares de EEUU sobre los informadores que cubren el conflicto en Afganistán para conocer sus simpatías.

Los periodistas que buscan la protección de las tropas de EEUU para viajar y trabajar en Afganistán pueden ser sometidos a una investigación de este tipo por parte de una firma de relaciones públicas contratada por el Pentágono, para ver si sus informaciones muestran a las fuerzas estadounidenses «de forma positiva», ha señalado la FIP en un comunicado.

Esta práctica «compromete la independencia de los medios», señala el secretario general de la FIP, Aidan White, para quien se elimina «cualquier pretensión» de que los militares de EEUU estén interesados «en ayudar a que los periodistas trabajen con libertad».

«Esto sugiere que están más interesados en la propaganda que en la información», añade White.

La FIP señala que, según ‘Stars and Stripes’ (una publicación independiente estadounidense de temática militar), los periodistas pueden ser investigados por The Rendon Group, una empresa de relaciones públicas que antes de la invasión de Irak de 2003 ayudó a crear el Congreso Nacional Iraquí, un grupo de oposición que más tarde fue acusado de difundir información falsa sobre las supuestas armas de destrucción masiva del régimen de Sadam Hussein.

Añade la FIP que, hace dos meses, oficiales del Ejército de EEUU impidieron que un periodista de ‘Stars and Stripes’ se agregara con una unidad en Irak debido a que «rechazó destacar» las buenas noticias que promovían los responsables militares.

Para la FIP, la reciente fusión del trabajo de relaciones públicas de EEUU y de la OTAN en Kabul «ha creado una fuente única» de información y gestión de las peticiones de periodistas que quieren agregarse con las unidades militares, lo que a su vez «ha reforzado la influencia de The Rendon Group».

Actualmente hay 60 medios de prensa adscritos en unidades militares de la OTAN o de EEUU en Afganistán, según añade la FIP citando cifras oficiales.

La Federación Estadounidense de Radio y Televisión y la agrupación de periodistas TNG-CWA (también de EEUU), se han unido con la FIP en esta condena.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído