EL 'ESTABLISHMENT' SÁNCHISTA BUSCA CAZAR SU PIEZA MÁS PRECIADA

El País y El Confidencial abren fuego contra Rivera para doblarle el pulso y permitir que haga presidente a Pedro Sánchez

Los sueños húmedos de PRISA de hacer presidente a Sánchez olvidan los pactos del PSOE en Navarra

El País y El Confidencial abren fuego contra Rivera para doblarle el pulso y permitir que haga presidente a Pedro Sánchez

El ‘establishment’ mediático de Pedro Sánchez se regocija con la crisis de C’s. El objetivo es que Albert Rivera se rinda sin condiciones y haga presidente a Sánchez, el que acaba de pactar con los bilduetarras en Navarra y cuya ministra de Hacienda, la hippie comunista ‘Marisu’ Montero, ha admitido que lo único que quieren es gobernar con Podemos, «su socio prioritario». Pero como la suma no alcanza, hay que hacerle una dolorosa llave candado para que Riveras se abstenga.

Este 25 de junio 2019 un editorial de El País le tacha de ‘ensimismado’ y le describe como un ambicioso desnortado:

«Ciudadanos escenificó con inusitada crudeza su conversión en instrumento de un líder que antepone la ambición de poder a la fidelidad a los principios fundacionales de su formación y a las prioridades del contexto político español y europeo. En el plazo de pocas semanas, Rivera ha desencadenado una espiral destructiva que le ha llevado a romper con su propio candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, así como a deteriorar gravemente la relación privilegiada que mantenía con el presidente de Francia»

Y en una frase que podría lleva la rúbrica de Juan Luis Cebrián, remata:

«Cabe preguntarse, no obstante, el porqué de su empeño en exponer todo un país al oscurantismo de sus innecesarios aliados»

Los sueños húmedos de PRISA de hacer presidente a Sánchez –aquel al que llegó a llamar ‘insensato sin escrúpulos’– olvidan los pactos del PSOE en Navarra. Pretenden que Rivera se alíe con un partido que ha dicho en Navarra que «ya está bien de vivir de la ETA», como dijo un socialista navarro a El Mundo. Lo dijo desde el anonimato, no sabemos si porque se le caía la cara de vergüenza al reconocer el blanqueamiento de los etarras. A Soledad Gallego Díaz también se le olvida que Bildu tuvo que salir a desmentir a Dolores Delgado diciendo que ellos no eran un partido constitucional. Toda infamia es poca si lo que toca es hacer presidente a Sánchez.

El Confidencial también se ha sumado a hacerle el trabajo sucio al sanchismo. Su adjunto a la dirección, Carlos Sánchez, ha escrito una vomitiva columna en la que le lee la cartilla a Rivera enumerando los tres errores que ha cometido: establecer un cordón sanitario al PSOE, impropio de un partido liberal; querer competir con el Partido Popular y exportar sus líderes a Madrid, en particular Inés Arrimadas, «lo que ha tenido efectos devastadores para Ciudadanos en Cataluña».

La ráfagas de ametralladoras editoriales del sanchismo mediático siegan las filas como la guadaña. Por detrás, también encontramos a Pedrojota Ramírez, que presume desde ‘El Español’, hacer de puente entre ‘el entorno de Sánchez’ y Rivera. Lleva meses presionando a Rivera para que se abstenga pero el pacto en Navarra le ha dejado fuera de juego y ahora propone que Casado y Rivera vayan juntos a ver a Sánchez a arrancarle una promesa de buena conducta. De locos.

Aquí se huele una operación similar a la que acabó con UPyD. Lo decía Luis del Pino en esRadio: «Los que pedían abrirse a explorar un posible acuerdo con Sánchez fueron los propios Garicano y Nart, Fernando Maura y Paco Igea. Nacho Prendes, Orlena de Miguel y Marta Martín se han abstenido. Y Maura y Prendes ya estuvieron en la conspiración para acabar con Rosa Díez».

Que es una operación orquestada nos lo demostró este 24 de junio de 2019 José Luis Ábalos, con la chulería marca de la casa de la que presume cada vez que se adorna en una rueda de prensa imitando la voz de El Padrino. «¿Cuántos Manuel Valls, Toni Roldán, Javer Nart y desmentidos de Macron hacen falta para que recapacite?», se atrevió a decirle Ábalos a Rivera en un descarado intento de por poner contra las cuerdas… ¡al tipo que le están pidiendo su apoyo!

En lugar de hacer un ofrecimiento político, Ábalos lanza ultimátums. Le faltó decir: «Que parezca un accidente». Quieren gobernar con Podemos y Bildu con Ciudadanos de comparsa. «Hay que bajar el nivel de confrontación identitaria; conseguir llevar lo vasco con naturalidad como una peculiaridad más de nuestra comunidad. Ya vale lo de vivir de las rentas de ETA», ha dicho el PSOE navarro. Y pretenden un pacto de la infamia. A los fugados de C’s le da asquito VOX pero parece que no le hacen ascos a la ETA. En el PSOE les esperan con los brazos abiertos. Moncloa sí paga traidores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído