SORPRESA MAYÚSCULA

¡Ojo Mejide!: Vasile toma una decisión inesperada que desmantela y anticipa el cierre de Cuatro

¡Ojo Mejide!: Vasile toma una decisión inesperada que desmantela y anticipa el cierre de Cuatro
Risto Mejide, en una imagen de archivo.

Pese a los reiterados intentos de Mediaset España de hacer creer a la opinión pública que verdaderamente apuesta por su segunda cadena, Cuatro, a la que llama ‘televisión transversal’, lo cierto es que en la mente de Paolo Vasile solo parece estar centrada en cargarse la televisión, tal vez con el único fin de centrar todas sus fuerzas en Telecinco.

Cuatro, la televisión de chufla de Vasile, no les es rentable pese a las grandilocuentes palabras (y nulas intenciones) Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Mediaset, sobre potenciar la cadena este año y del concepto ‘cartón-piedra’ de la televisión transversal. Pero nada de eso es cierto.

La realidad apunta a otra dirección y la última decisión de Paolo Vasile condena a muerte a Cuatro. ¿Qué ha ocurrido?… Ven a cenar conmigo Gourmet y Me quedo contigo eran las grandes apuestas de Cuatro para esta temporada y se queda sin ellas. Y no porque se hayan cancelado sino porque respondiendo a una estrategia, Mediaset ha decidido que pasen a ser programas de Telecinco.

Es decir, Cuatro vuelve a ser la cadena segundona después de emitir Supervivientes como un espejismo. A este vaciado de contenidos se une la polémica cancelación de los Informativos Cuatro y de la práctica desaparición de Cuatro al día de Carme Chaparro, que ha quedado reducido a su mínima expresión. Cuatro ahora queda condenada a vagar en las TDT con rumbo errático.

Y por si fuera poco, su estrecha competencia, laSexta permanece estratégicamente consolidada con su parrilla y los notables resultados de audiencias en su segmento son más que evidentes.

La realidad ahora de Cuatro es cruda: está cada vez más cerca de la audiencia residual canales temáticos como FDF que de Telecinco. La pérdida de sus informativos ha borrado su identidad y la digestión de espacios de su hermana mayor ha contribuido al desgaste de su target comercial más reseñable: el del público adulto masculino, el más deseado por los anunciantes.

Es triste, pero muy lejos queda la realidad de Cuatro cuando arrancó como canal como heredero de la licencia de Canal Plus: era una verdadera referencia de innovación televisiva y ahora se ha convertido en la tele de chufla. Ni siquiera sirve como contenedor (de basura como la de Risto Mejide).

Te puede interesar

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído