ARTICULO EN LA RAZÓN

La viuda de Camilo José Cela le mete un castañazo a Irene Montero y Carmen Calvo por plegarse a los machistas iraníes

"Da gusto ver cómo la ultraizquierda besa la mano de quien les da de comer. Es una actitud muy noble y debemos reconocérselo"

La viuda de Camilo José Cela le mete un castañazo a Irene Montero y Carmen Calvo por plegarse a los machistas iraníes
Irene Montero y Carmen Calvo.

Marina Castaño, viuda del Nóbel de Literatura Camilo José Cela, le mete un buen repaso este 8 de septiembre de 2019 a las muy feministas Carmen Calvo e Irene Montero, aunque no son las únicas en llevarse el ‘castañazo’ literario desde las páginas de La Razón:

¡Qué frío hace en el Cuartel de Invierno! ¡Qué cruda es la realidad cuando se vuelve de la fantasía! ¡Qué fácil es hablar de boquilla y qué fácil decir aquello de «no bonita, no» y hacerse la abanderada del empoderamiento femenino y del feminismo en sí! Esta semana ha ocurrido algo intolerable y vejatorio para nuestro género ante lo que las chonis de la izquierda agacharon la cabeza, hasta que el vilipendiado Vox dijo que se acabaron las bromas, que ellos no se prestaban a semejante humillación hacia las mujeres de su partido. Se trata de una delegación iraní, que venía a pegar la hebra, imponiendo sus propias normas machistas de protocolo según las cuales las mujeres no podían dar la mano a los hombres y ni siquiera mirarles a los ojos. Les parecerá un chiste, pero es cierto.

Pablo Iglesias, caracterizado de ayatolá y con ‘fondos iraníes’.

Castaño se muestra sorprendida por el silencio de la pareja sentimental de Pablo Iglesias:

Increíble nos parece que no saliera Irene Montero poniendo el grito en el cielo, pero, claro, con el dinerito no se juega y ella sabe bien que el que le hace los hijos cobra de la televisión persa (digo persa porque me parece más bonito). Da gusto ver cómo la ultraizquierda besa la mano de quien les da de comer. Es una actitud muy noble y debemos reconocérselo. Tampoco dijo ni mu la talentosa vicepresidenta (la del «ni dixit ni pixie») ni la circunspecta Celaá.

Dolores Delgado, Baltasar Garzón y el excomisario Villarejo.

Detalla el caso de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, otra convencida en que hay que humillarse ante los islámicos:

Sin embargo tenemos constancia que la Lola de Justicia acata las ordenanzas musulmanas cubriéndose la cabeza cuando visita sus países, cosa que entra dentro de lo normal. Hay un refrán que dice «allá donde fueres haz lo que vieres», y si no queremos, no vayamos. Aun así, es importante señalar que la Presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, cuando era ministra de Defensa de Alemania, de derechas ella, no se cubrió su bonita cabellera rubia cuando visitó Arabia Saudí. Pequeñas diferencias y matices.

Y remacha:

Es muy fácil hablar por hablar y que el público alienado aplauda fervorosamente ante esas luces de candilejas que se encienden para ponerlos a todos cachondos. Las buenas de las mujeres de nuestro país creen que los pajaritos maman, y no se dan cuenta que estas charlatanas del tres al cuarto les venden humo. Solo humo. Y se las llevan de «manifa» mezclando churras con merinas, mientras la euforia sube y sube, precisamente como el humo que les venden, haciendo un batiburrillo, una mezcolanza con el colectivo LGTBI, que lo mismo vale para un roto que para un descosido. A río revuelto, ganancia de pescadores, ya se sabe.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído