GRISO ES UNA DE LAS MAYORES COLABORACIONISTAS DEL RÉGIMEN

El Quilombo / En ‘Espejo Público’ se burlan del «analfabeto funcional» de Trump porque por suerte aquí tenemos a Pedro Sánchez

Las televisiones compradas por Gobierno suelen utilizar ese viejo truco de las dictaduras que consiste en dar cobertura de forma apocalíptica a lo que sucede fuera de España, para dar a entender que aquí somos muy afortunados de tener el Gobierno que tenemos.

Lo hizo el franquismo, lo hicieron las dictaduras comunistas y lo hace Antena 3 Noticias bajo el régimen social comunista de PSOE y Podemos. En repetidas ocasiones en sus telediarios ha mostrado con horror los cadáveres en bolsas de plástico en Estados Unidos varados en los pasillos de los hospitales mientras los españoles los ocultaba.

‘Espejo Público’, el programa de Susanna Griso, ha sido uno de los programas que más favores les ha hecho a este Gobierno durante la crisis del coronavirus. Durante toda la crisis el programa ha silenciado a las víctimas prefiriendo mostrar imágenes alegres y emotivas de la pandemia como monjas jugando al baloncesto o a actrices millonarias pasando el confinamiento en sus casoplones.

Su presentadora ha sido una colaboracionista más del régimen, impidiendo todo tipo de crítica a la gestión del Gobierno y mostrando siempre un respeto reverencial por figuras tan desacreditadas como Fernando Simón o Salvador Illa. Si ha sido equidistante, lo ha sido con la verdad, no con el poder.

La feminista Griso arrastra el pecado original de haber jaleado el infectódromo del 8-M, y eso la perseguirá de por vida. Sus explicaciones culpando a los ‘expertos’ de no haberla avisado a tiempo la hundieron todavía más en el descrétido.

Este 7 de mayo de 2020, en el programa discutían junto a la periodista ‘progre’ Carmen Morodo y al eurodiputado Javier Nart —apodado en Bruselas ‘el chico de Soros’— la cuestión de los nombres del equipo de expertos del Ministerio de Sanidad que decide los cambios de las fases de la desescalada en la pandemia del coronavirus.

En un momento Gonzalo Bans tuvo la inoportuna idea de poner como ejemplo de transparencia que Donald Trump en EEUU haya puesto a Ivanka, la hija mayor del presidente y su marido Jared Kushner, en un comité de expertos del coronavirus.

«Eso es como si Simón pone a media familia», le replicó Griso. «Fue muy criticado porque no tenían ninguna experiencia previa».

«Tampoco la tiene Trump que es una analfabeto funcional como su hija y su yerno», dijo Nart, lo que provocó las risas de la presentadora.

Minutos después Griso volvió a meterse con Trump afirmando con ironía que era «un gran ejemplo de coherencia» por haber visitado una fábrica de mascarillas en Arizona sin protección. Críticas que no le hemos escuchado cuando a Pablo Iglesias se le grabó en un supermercado sin mascarilla.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 08 DE MAYO DE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído