ENTREVISTADO EN 'SALVADOS' (LASEXTA)

El Quilombo / Salvador Illa se niega a pedir perdón a los sanitarios: «Tengo la conciencia muy tranquila»

Hay que sentirse muy impune o tener la cara de cemento armado para decir con 70.000 muertos por coronavirus que se hizo una gestión muy buena de la pandemia.

La primera conclusión de la entrevista en ‘Salvados’ a Salvador Illa, este 13 de diciembre en laSexta es que al ministro de Sanidad le falta vergüenza y le sobra arrogancia. La segunda es que no fue una entrevista sino un anuncio.

La palabra autocrítica no existe en su diccionario. Illa constató en ‘Salvados’ lo que ya sabíamos: que el socialista catalán es un frío apparatchik soviético que sabe mentir descaradamente sin que se le mueva una ceja.

«Tengo la conciencia muy tranquila. Nuestro sistema de salud ha aguantado el tirón»

Tener la conciencia tranquila después de haber engañado a los españoles defendiendo que en España habría apenas algún caso de coronavirus o inventándose comités de expertos solo sirve para consignar la miseria moral del personaje.

Para la izquierda, Illa es un hombre bueno y honesto que hizo lo que pudo ante la pandemia. Aquí tienen un ejemplo de lo buena persona que es alguien que se niega a pedirle perdón a los sanitarios que tuvieron que recurrir a bolsas de basura y pienso para protegerse del virus:

El ministro de Sanidad se defendió como una cucaracha con las patas arriba negando haber cometido errores.

  • «Hemos actuado con total transparencia».
  • «¿Si pecamos de falta de prudencia? Nosotros hemos dado los datos que nos facilitaban las comunidades autónomas»
  • «Fernando Simón es un excelente servidor público»
  • «No tengo que pedir perdón a los sanitarios»
  • «¿Errores? Es una palabra muy dura. Yo creo que (la desescalada del verano) se hizo muy bien. No creo que hayamos sido triunfalistas»

‘Gonzo’ también estuvo a la altura. A la del betún como suele ser habitual en este lustrabotas mediático al que los ministros de Pedro Sánchez le reciben en sus despachos con los brazos abiertos.

Ni una pregunta sobre por qué se hizo caso omiso a los avisos de la OMS y de la Unión Europea. Ni una pregunta sobre el despilfarro en material sanitario defectuoso y las compras opacas en el exterior. Ni una pregunta sobre el 8-M ni las mentiras de Sánchez sobre los test masivos. Ni una pregunta sobre su asistencia a la fiesta de Pedrojota por la que tuvo que pedir perdón por irresponsable.

Lo que genera alarma a estas alturas no es tener a una panda de ineptos al frente de la gestión de la pandemia sino constatar que encima están convencidos de que todo lo han hecho bien.

Y no es casual porque para el obsequioso periodista de laSexta ‘es muy fácil ahora mirar para atrás’. Eso es una tranquilidad para un ministro que dijo al comienzo de la pandemia que no había que generar alarmas innecesarias. 70.000 muertos.

‘Gonzo’ dejó claro que él entra en esa categoría de los que defienden de que no se podía ver venir la pandemia.

Otros como Taiwán o Corea del Sur sí la vieron pero España, a 10.000 kilómetros de Wuhan, no podía saber lo que podría ocurrir.

Es lógico que se aferren a esta tesis como un clavo ardiendo porque la hemeroteca les deja en evidencia. En aquellos días, laSexta defendía que el terrorismo machista mataba más que el coronavirus.

—¿Hubo algún momento en el que decidieron no trasladar toda la información para no alarmar a la problación?

—No, ninguno.

Lo cual demuestra de ser cierto, que no se enteraban de nada y de ser falso, que estaban aguardando el 8-M como se demostró después.

Aquí lo que hubo es un Gobierno que se dedicó a tocar la lira mientras China ya avisaba el 7 de enero de la peligrosidad del coronavirus. Sánchez y sus mariachis sanitarios dilapidaron meses cruciales y el error costó 55.000 muertos solo en la primer ola. Aún hoy lo estamos pagando.

El 3 de enero de 2020 Tailandia y Corea ya iniciaban la criba de pasajeros chinos con tomas de temperatura. España tardará 20 días y lo hará a ojo, los termómetros no los usará hasta junio. El 14 de enero de 2020 las imágenes que llegan de China son importantes pero Simón sigue imperturbable: «Es España habrá como mucho algún caso diagnosticado.

El 24 de enero de 2020 un comisario, José Antonio Nieto, jefe de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía, solicita mascarillas y guantes para los agentes fronterizos.

Marlaska lo destituye tres meses después al conocerse su informe. Nieto avisa que el virus se transmite entre humanos cuando su Gobierno proclamaba lo contrario.

El comisario alertó a sus superiores pero la respuesta fue sancionarlo por predecirlo. Ese 24 de enero Sanidad recomienda no aplicar aislamiento ni test a los contactos sin síntomas, lo contrario a lo que hacen en China.

«Sanidad es asintomática: oculta todo síntoma de inquietud, y contagia su optimismo a la población», dijo Francisco Mercado en su libro ‘Una pandemia de errores’.

Todo al revés de lo que hacen en Asia: caza de contactos. Aislamiento y sesteos. «Avisa si enfermas», se limitó a decir el Gobierno. Pero Illa no admite errores.

Todavía hubo tiempo para que Illa nos volviera a tomar por idiotas a los españoles cuando le preguntó ‘Gonzo’ por el número de muertos:

—¿Cuánta gente ha fallecido en España de coronavirus?
—La gente fallecida con diagnóstico positivo de COVID, las que salen diariamente en los informes, son más de 40.000. Eso sí, luego, está la gente que ha fallecido a consecuencia del COVID, eso es distinto.
—¿Cuál es la diferencia?
—Bueno, que no pudieron ser atendidos en el hospital por falta de espacio…

Un ministro a tono con una sociedad que cantaba ‘Resistiré’ en los balcones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído