PROGRAMA EN DIRECTO / 21 H

Especial Quilombo: El fiasco de la ‘Operación Judas’ de Inés Arrimadas

Analizamos junto a un plantel de lujo el gatillazo de Iván Redondo en Murcia y que además puede provocar que la derecha se haga más fuerte en Madrid, el fortín que la izquierda sueña con asaltar desde hace 25 años.

Lo cierto es que Pedro Sánchez se ha dado un tiro en el pie y el disparo se lo ha dado el propio Redondo, con la ayuda de Carlos Cuadrado, y perdón por el juego de palabras.

En todo caso es una excelente noticia la desaparición de este Ciudadanos, que ya solo aspiradaba a ser marca blanca del PSOE. ¿Y como hemos llegado hasta aquí?

Sánchez le llenó la cabeza a la pobrecita de Inés diciendole que el problema de C’s era su cercanía con la plaza de Colón y que ella tenia que romper con esa imagen en la que se exudaba ultraderecha.

Es el discurso con el cual Sánchez viene intentando fracturar a la derecha desde antes de la pandemia.

El PSOE pretendía detener la descomposición de C’s tras la debacle en Cataluña porque esos 10 diputados son muy útiles para Sánchez. Hay que recordar que gracias a ellos sacó adelante hasta tres prórrogas del estado de alarma.

Y hay que reconocer que hasta ahora le venía funcionando.

Pablo Casado fue el primero en caer la trampa, recuerden sus insultos a VOX en la moción de censura, y ahora la que caía como una chorlita era la pobre Arrimadas, que pensaba que con esta jugaba cogía un poco de protagonismo entregándose al PSOE y apuñalando por la espalda a sus socios políticos del PP nada menos que en cuatro autonomías.

Arrimadas se lanzó a la guerra con el PP como los patos al agua y hoy está con el agua hasta el cuello cuestionada por varios pesos pesados de su partido.

Pero lo que nadie esperaba era que Teodoro García Egea y Fernando López Miras frenaran la moción a cambio de tres consejerías.

En la izquierda están que trinan. Porque si el PSOE convence a tres diputados para echar a un gobierno es democracia pero si el PP convence a tres para mantener a un gobierno es transfugismo y manipulación. Es corrupción, según Antonio Maestre.

No estamos ante un episodio de transfuguismo porque esos tres diputados, lejos de romper con su partido, afirman haber actuado en cumplimiento de lo acordado públicamente por su formación hace menos de dos años.

La izquierda está tocada, las encuestas le dan mayorias absolutas a la derecha en Madrid y todo gracias a una pifia monumental del rasputin de la Moncloa y la traidora de Arrimadas. Madrid, la tumba del sanchismo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído