El éxito de su cruzada depende de que el resto de los grandes lo secunden

Murdoch no lo tiene fácil para sacarnos la pasta

El magnate postergará hasta junio su modelo de cobro por contenidos online

En el tercer trimestre sus periódicos redujeron sus ganancias de los 134 millones conseguidos entre julio y septiembre de 2008 a los sólo 25 millones alcanzados en el mismo trimestre de este año

Rupert Murdoch es muy listo y se suele salir siempre con la suya, pero está vez no lo tiene fácil. Lucha contra la corriente porque la cultura del «gratis» está muy enraizada en Internet.

El magnate está encontrando algunos escollos en su plan para empezar a cobrar por el acceso a sus medios online.

Murdoch ha admitido que estas dificultades lo podrían llevar a postergar la entrada en vigor del nuevo modelo más allá de junio del año próximo, como tenía previsto.

Aunque no ha querido explicar cuáles son esos inconvenientes, ha aludido a las conversaciones que mantiene con otros editores para convencerles de las ventajas de volver a establecer muros de pago para los contenidos en internet.

El empresario australiano apuesta a que esta estrategia consiga reflotar un área de negocios que, junto con el papel, sigue cayendo cuando el resto de sus operaciones vuelven a darle ganancias.

Si bien el New York Times ya ha adelantado que está estudiando empezar a cobrar por determinados servicios, otros poderosos medios, entre ellos The Guardian, han confirmado que seguirán por la senda de la gratuidad, con lo cual representan una dura competencia para los medios de Murdoch, The Sun, The Times, The Wall Street Journal y The New York Post entre ellos.

Murdoch sabe que el éxito de su cruzada depende de que el resto de los grandes lo secunden, de manera que los usuarios no encuentren otras alternativas gratuitas.

El anuncio coincide con la presentación de resultados obtenidos entre julio y septiembre por su compañía, News Corporation, que The New York Times califica como «Better-Than-Expected Profit«..

Los datos revelan que la firma ha tenido, en contra de lo que sucede para gran parte de la industria, un aumento en sus ganancias del 11 por ciento hasta los 571 millones de dólares (384,7 millones de euros).

Pero este crecimiento no responde al desempeño de los periódicos ni televisiones en abierto, sino al de su estudio de cine Twentieth Century Fox, que este año ha batido todos los récords gracias a la película Ice Age: La era de los dinosaurios.

También han influido positivamente sus cadenas de cable, principalmente Fox News en Estados Unidos.

Uno de los casos de fracaso más evidentes de News Corporation es MySpace, que según estos resultados no ha alcanzado a cubrir el mínimo de tráfico que demanda su acuerdo publicitario con Google, por lo que perderá gran parte de los ingresos que tenía previstos por esa vía.

Murdoch mantiene la esperanza de que cobrar por los accesos resuelva el problema de rentabilidad que tienen los digitales y que eso compense la caída en el papel.

En el tercer trimestre sus periódicos redujeron sus ganancias de los 134 millones conseguidos entre julio y septiembre de 2008 a los sólo 25 millones alcanzados en el mismo trimestre de este año.

Algo similar sucede con Time Warner, que también ha presentado resultados mejores de lo esperado pero no gracias a sus medios impresos ni digitales, sino a otras áreas de negocio.

De hecho, aunque los números puedan indicar el principio del fin de la crisis, la compañía ha resuelto realizar un durísimo recorte en su editora de revistas, Time Inc.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído