La caza mayor de Moix a manos de unas televisiones controladas por Podemos

La caída del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, ha supuesto un auténtico varapalo para el Gobierno y una codiciada pieza de caza mayor para la jauría mediática de Podemos.

Dicen que lo de Moix no es «estético». Porque en estos tiempos la estética es muy importante, mucho más que la ética, que escasea en los ‘Pititta’ Maestre, ‘Echeminga’, Espinar y Monedero. Pero da igual porque una vez que la ‘Bruenete’ podemita te pone en el punto de mira, estás acabado.

Desde el abúlico Jesús Maraña pavoneándose en ‘El Intermedio’ hasta Manuel Rico martillando al PP en laSexta, por no decir nada de los pedidos a gritos de Javier Ruiz en Cuatro, todos pueden celebrar haberse cobrado la cabeza del fiscal Anticorrupción.

Hasta pueden presumir de haber anunciado la dimisión con 24 horas de antelación como la ‘hechicera’ Cristina Pardo que dijo que Moix dimitiría el día anterior a que entregara la cuchara. 

Carlos Herrera da la clave este 2 de junio 2017 en ABC:

«¡Qué no habrá molestado a los fiscales más extremistas de la Fiscalía el nombramiento y las pretensiones de Moix! En lugar de preguntarnos por ello y de preocuparnos por la sectarización ideológica que muestra día a día, enviamos a la hoguera de las vanidades a un fiscal como víctima propiciatoria».

El circo ha sido grotesco como lo pinta Ignacio Camacho: «El espectáculo de presión combinada, en el que no han faltado hasta fiscales twitteros, ha constituido un memorable boicot orgánico, una batida de caza en la que el autodenominado sector progresista ha usado armas de todo calibre y tamaño».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído