Polémica app que es capaz de detectar a una persona homosexual analizando su rostro

Cabreo monumental de Podemos por el patoso ‘sketch’ de Intereconomía y denuncia al canto

Aseguran que se "burla" de los homosexuales y que, además, hace "apología del franquismo"

Las redes sociales arden con la 'gracieta' del programa 'Gracias por nada'

Eduardo Fernández Rubiño, diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, ha denunciado al canal de televisión de Intereconomía ante la Comunidad de Madrid por un sketch en el que, según ellos, se hace apología del Franquismo, y hay burlas al colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI).

No va a ganar un Oscar de Hollywod la ‘gracieta’ de Intereconomía, pero salta a la luz quer Fernández Rubiño, fiel a la ‘normativa del progre español’, se apunta a eso de que el sarcasmo, la crítica feroz y la burla, aunque patosas, si vienen por la izquierda son sólo humor, y si vienen por la derecha, son calumnia infame, injuria atroz o discriminación racial, cuando no sexista.

Admitiendo que el sketch es torpe, faltón y tiene menos gracia que la que le hace Pablo Iglesias a los padres de sus exnovias, lo cierto es que simplemente se trata de humor malo, malísimo, casi casposo, pero cuesta encontrar en la imágnes ese intento de ofender al que aluden los de Podemos.

Alegan los podemitas la Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, aprobada en julio de 2017, y ya veremos lo que dicen los jueces, aunque pinta que no llegará el agua al río.

LAS DOS VARAS DE MEDIR

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional absolvió en noviembre de 2016 al concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata del delito de humillación a las víctimas del terrorismo por el que había sido juzgado como consecuencia de un tuit escrito en 2011 en el que manifestaba:

«Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcasser para que no vaya Irene Villa a por repuestos»·

Según la sentencia de la Audiencia Nacional, los comentarios de Zapata son «seguramente reprobables» pero «en otro plano distinto al de la legalidad penal».

En su fallo, los magistrados describen los comentarios en Twitter como «humor macabro» pero descartan que constituyan un delito.

La sentencia recopila otros chistes que Zapata difundió en la red social -«¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600?: En el cenicero» o «Rajoy promete resucitar la economía y a Marta del Castillo»– y establece que el acusado en lugar de humillar a las víctimas del terrorismo, estaba proponiendo debates «a modo de chistes macabros, utilizando la identidad de víctimas de hechos delictivos».

El tribunal recurre a la doctrina del Tribunal Supremo que establece que para que haya un delito de humillación es necesario que se produzcan actos de desprecio o descrédito, y descarta que sea el caso de los tuits del hoy concejal de Ahora Madrid, al que todos sus compinches de Podemos y la alcaldesa Manuela Carmena han apoyado y aplaudido sin fisuras.

EL TELÓN DE FONDO

La ‘broma‘ de Intereconomía tenía como telón de fondo el hallazgo reciente de  Universidad de Stanford, de Palo Alto, California, en Estados Unidos, que hace unos días divulgó el resultado de un estudio sobre la aplicación llamada VGG-Face.

Esta, funciona mediante un algoritmo con el que se analizan los rostros de las personas y con la cual, aseguran haber podido distinguir con los rasgos faciales si alguien es o no homosexual.

Cerca de 35,000 caras de hombres y mujeres que fueron tomadas de un sitio web que se dedica a encontrar parejas fueron analizadas por el VGG-Face.

La app pudo determinar con precisión las preferencias sexuales de los analizados, en un 81% en los caballeros y en un 74% entre las mujeres. El nivel de acierto aumentó entre en un 80 y 90% cuando analizó cinco fotos de una misma persona, según recoge La Opinión.

Según los creadores del VGG-Face, la gente con tendencias homosexuales suelen tener ciertas expresiones comunes, así como algunos rasgos característicos, en los hombres mandíbulas más estrechas, una nariz más larga y frente más grande, mientras que las mujeres tienden a tener mandíbulas más grandes y frentes más pequeñas, en comparación con chicas heterosexuales.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído