Seis noticias en primera, y ninguna tiene nada que ver con la rueda de prensa de Rajoy

Público encuentra en Franco la excusa ideal para eludir la realidad

En cuanto alguien más que el diario de Roures y El País se ponen a escribir historia, se ponen como locos

Público encuentra en Franco la excusa ideal para eludir la realidad
Iñaki Gabilondo y Mariano Rajoy.

‘Público’ ha encontrado la fórmula perfecta para eludir las noticias con las que prefiere no abrir: el ‘Diccionario Biográfico’ de la Academia de la Historia. Son 50 tomos, con lo que tienen para rato. Digamos, por ejemplo, que después de años de ridiculizar al líder de la oposición por no mojarse y presentar un programa y de quejarse de que los líderes ‘peperos’ practican ampliamente en ‘no comment’ en sus ruedas de prensa, va Rajoy, explica claramente lo que quiere hacer y responde a una ristra interminable de preguntas.

Debería ser noticia de primera, ¿no? No digo que lleguen al peloteo de ‘La Razón’ con su “Rajoy tiene la solución”, como si don Mariano esgrimiese la piedra filosofal. Incluso comprenderíamos que rechazase titular, a lo ‘ABC’ (‘El Gobierno actuó tarde y mal’), con una declaración que deje mal a su señorito. Pero incluso ‘El País’ cede ante lo evidentemente noticioso: “Rajoy intenta acorralar al Gobierno desde las autonomías”.

¿Y ‘Público’? “15.000.000 E. ‘Don Vito’ tendrá que pagar la mayor fianza de la historia”. Mmmmm, vale. Tiene su lógica que los azotes de la corrupción ‘popular’ se regodeen un bastante con tal información. Pero es que su primera incluye otras cinco noticias, y ninguna es lo que ha dicho Rajoy: “El ‘Diccionario Biográfico’ define la Guerra Civil como “cruzada” y ‘guerra de liberación”; “Bruselas levanta el veto a los pepinos tras la rectificación alemana”; “El juez imputa a tres jefes de área de Spanair por el accidente de Barajas”, “El jurado declara inocente al yerno de los Tous porque mató en ‘legítima defensa”; y “Una ONG aporta pruebas de los ‘crímenes contra la humanidad’ del régimen sirio”. El diario de Roures se supera cada día en su servicio a los lectores.

¡MÁS DICCIONARIOS, ES LA GUERRA!

Y no es que ‘El País’ hable de Rajoy para llamarle bonito, precisamente. O que se olvide del ‘candente’ asunto del diccionario, tan decisivo para el bienestar de los españoles: “La Academia de la Historia, al banquillo”. El ‘banquillo’ en cuestión, no hay que decirlo, es el que montan ellos, que eso de la justifica revolucionaria no valdrá para meter mano en las cuestionables decisiones empresariales de Prisa, pero en todo lo demás, mola. “Personalidades de la cultura arremeten contra el ‘Diccionario Biográfico Español”. Me encantan esas expresiones de ‘El País’, con sus connotaciones semioficiales, como “personalidades de la cultura” o “destacados teólogos progresistas”, que en realidad señalan al grupito de ‘siseñores’ del que echa mano Prisa para confirmar sus opiniones.

Isaac Rosa me desconcierta. Es columnista de ‘Público’, rojo-rojo, no elude los temas de actualidad y debería darle de vez en vez el revolcón correspondiente. Pero es siempre interesante y casi siempre sensato. Ayer, al ver que lo suyo iba de acampadas –“¿De quién es la Puerta del Sol?”– pensé que de esta no se escapaba, pero he de confesar mi frustración. Navega con habilidad, eludiendo los fervorines tópicos con que nos castigan tantos de sus colegas y plantea una de las consecuencias previsibles de este movimiento: “Incluso aunque la mayoría se retire una temporada a los cuarteles de invierno, las plazas de las ciudades, Sol entre ellas, han quedado marcadas para siempre. Sabemos que podremos regresar en cualquiera momento, pues la reapropiación del espacio público es irreversible”.

El que parece haber probado una ensalada de pepino alucinógeno es el reverendo Iñaki Gabilondo. La Cadena SER titula su plática diaria “La derecha mediática, en apoyo a Rubalcaba”. Sí, no hay más que vernos.

FRANCO, ESE TÓPICO

Otra doble para Franco. Son agotadores. En cuanto alguien más que ellos se pone a escribir historia, se ponen como locos. “La Guerra Civil fue una ‘cruzada’ y una ‘guerra de liberación”. Ay. La obra no utilizan ninguna de esas calificaciones en un contexto general, sino al describir la experiencia de dos religiosos y, por tanto, desde su punto de vista. Ahora, que dos religiosos describieran así la contienda, cuando en el bando republicano se habían producido 6.832 víctimas religiosas asesinadas en el territorio republicano, de las cuales 13 eran obispos, 4.184 sacerdotes, 2.365 religiosos y 283 religiosas, pues tampoco debería parecerle raro a nadie.

Ignacio Escolar aprovecha su columna estrella cerrando ‘Público’ para seguir diciendo de Rajoy lo que realmente hace su periódico con respecto al líder de la oposición, que se escurre, dontancredea y calla. “Mejor no decir nada”, se titula la columna. Y le vamos a hacer caso.

Lea el resto de este artículo en La Gaceta.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído