LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Antonio Burgos: «Gracias a que Barberá se agarra a su escaño como un pitbull, se han tapado las vergüenzas de los ERE»

Ignacio Camacho: "Ha llegado el PSOE a un punto tal de esquizofrenia que su secretario general encuentra más receptividad en Pablo Iglesias que en su propio partido"

José María Carrascal: "La izquierda sigue alardeando de virginidad. Cuando es tan corrupta como la derecha. O más"

Corruptelas y elecciones, este es el menú que los columnistas y editorialistas de la prensa de papel nos proponen para este 18 de septiembre de 2016. Nos espera una semana apasionante donde, ahora sí, las miradas se van a fijar mucho en los comicios de Galicia y el País Vasco, aunque también se seguirá con sumo interés la programación judicial que se ha abierto con los casos de Rita Barberá y los ERE fraudulentos de Andalucía:

Antonio Burgos, en ABC, y con su gracejo habitual, recuerda a sus lectores que el escándalo de Rita Barberá, aferrada como una lapa a su escaño en el Senado, ha sido ideal para tapar la gran mamandurria andaluza con los ERE fraudulentos donde dos expresidentes socialistas, Chaves y Griñán, están señaladísimos por la Justicia:

Gracias a que Rita Barberá estaba en el Senado por la comunidad autónoma del que me gusta seguir llamando Reino de Valencia (y que se mueran los feos), la Brunete Mediática de la Izquierda ha podido tapar el escandalazo de un cuarto de siglo del PSOE andaluz de la Foto de la Tortilla con peticiones de penas de cárcel. Gracias a que Rita Barberá no suelta el escaño del Senado como un pitbull el pantalón de un señor al que le ha pegado un mordisco en la pierna, se han podido tapar las vergüenzas de dos expresidentes de la Junta y de exconsejeros y altos cargos de tres en fondo camino de Sevilla 2, con petición de penas de 8 años. Lo de Rita Barberá ha sido como el cuplé que rescató Sarita Montiel: «Tápame, tápame, tápame/ que lo han cogío,/ a ese Chaves y a Griñán,/ y Rita nos da el avío».

José María Carrascal recuerda que el PSOE no puede ir dando lecciones de honradez cuando tiene en casa propia el caso de corrupción más importante de la historia de la democracia española:

La izquierda sigue alardeando de virginidad. Cuando es tan corrupta como la derecha. O más. El caso de los ERES desborda en número de implicados y cantidades desviadas a cualquiera de los que se haya visto envuelto el PP. Sin embargo, el sr. Saura acusa como un Savonarola al PP, desde Rajoy al último militante, de ser la vergüenza de España. Cuando la mayor desvergüenza es acusar al otro de lo que tú tienes a toneladas. Pero se les tolera, se les admite. ¿Por qué? Lo he dicho más de una vez en estas páginas: porque los españoles nos creemos de izquierdas, pero tenemos todos los vicios de la derecha sin ninguna de sus virtudes.

Ignacio Camacho asegura que Pedro Sánchez encuentra a día de hoy más apoyos y querencias en Podemos que en su propio partido:

Ha llegado el PSOE a un punto tal de esquizofrenia que su secretario general encuentra más receptividad en Pablo Iglesias que en su propio partido. El jefe de Podemos quiere hacerlo presidente del Gobierno -para mandar sobre él de facto- y los dirigentes socialistas tratan de arrebatarle el liderazgo de una organización en la que ya no tiene mayoría. Todo es paradoja en el seno de la socialdemocracia que un día vertebró la política española, hoy dividida entre quienes tienen poder real en las autonomías y quienes ejercen el mando del aparato orgánico. Entre los que pretenden que el líder asuma su derrota electoral y su minoría interna y un hombre acorralado que intenta escapar por el procedimiento de convertir en victoria ese doble descalabro. Repudiado por los dirigentes de su partido, Sánchez es en este momento el candidato presidencial de Podemos

LAS ELECCIONES VASCAS Y GALLEGAS

Los comicios del 25 de septiembre de 2016 en ambas comunidades autónomas, Galicia y País Vasco, son motivo de artículos editoriales, salvo en El País. Todos vienen a coincidir en mayor o menor medida en el palo que se puede llevar el PSOE por su empecinamiento en bloquear el Gobierno a escala nacional:

La Razón asegura que a los socialistas les van a pasar factura en las urnas por su indefinición:

Tanto en el País Vasco como en Galicia, Podemos y En Marea superan al PSOE, que añade un grave inconveniente: Pedro Sánchez sigue sin articular un discurso propio, que lo diferencie del izquierdismo de Pablo Iglesias y que pueda frenar el avance de Rajoy hacia la mayoría. Éstos son los hechos. El problema del socialismo español en estos momentos es no haber sabido, o querido, marcar una posición inequívoca ante el desafío nacionalista catalán y ser la fuerza capaz de articular desde la centralidad a la sociedad española. Un liderazgo fuerte obliga a defender ante militantes y votantes por qué es bueno para el conjunto de la sociedad española que haya un Gobierno, aunque no sea tu Gobierno.

En ABC se cree que parte del voto gallego y vasco va a estar en función de lo que sucede a nivel nacional:

Los electores vascos y gallegos quieren que sus votos sirvan para decidir quién los gobierna en sus propias comunidades, pero será difícil que, en clave nacional, su decisión no termine por afectar a quienes lo han apostado todo al bloqueo y al desgaste.

Y en El Mundo prefieren esperar a ver cómo reaccionan los partidos el 26 de septiembre de 2016, ya con los resultados de las urnas más reposados:

¿Seguirá manteniendo Pedro Sánchez su veto a Rajoy? ¿Cambiará la posición del PNV y dará el paso hacia una posible abstención en un nuevo intento de investidura del líder del PP? Habrá que esperar al 26 de septiembre para saber si los resultados electorales desbloquean la actual situación, que, si nadie mueve ficha, nos conduce a unos nuevos comicios.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído