El coste en personal en el ente autonómico sube un 17,7% desde 2011 y supera ya a Atresmedia y a Mediaset

Artur Mas ha gastado en la independentista TV3 más de 1.257 millones del sufrido contribuyente catalán

La corporación, que incluye Catalunya Radio, no ha conseguido ser rentable ningún ejercicio

Artur Mas ha gastado en la independentista TV3 más de 1.257 millones del sufrido contribuyente catalán
Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, maquillado en la independentista TV3. EP

El Sindicato de Periodistas de Cataluña acusa a TV3 de servir de 'felpudo' a la candidatura de Artur Mas

A tirar dinero como si fuera confeti y sin remilgo alguno, porque sale del bolsillo del sufrido contribuyente.

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que engloba tanto TV3 y el resto de canales autonómicos como Catalunya Radio, le ha costado a las arcas de la Generalitat 1.257 millones de euros desde que Artur Mas fue investido presidente en diciembre de 2010 (El Sindicato de Periodistas de Cataluña acusa a TV3 de servir de ‘felpudo’ a la candidatura de Artur Mas).

Mas, que se había comprometido a reducir los gastos, ha bajado la aportación realizada a la corporación pública, pasando de 278 millones de euros en 2011 a los 225 millones presupuestados para este año, el último de su mandato a la espera de lo que suceda en las próximas elecciones del 27 de septiembre.

Durante estos años, la cifra de negocio de CCMA -derivada fundamentalmente de los ingresos publicitarios- se ha reducido un 17,2 por ciento, hasta 71 millones de euros y la empresa no ha conseguido ser rentable ni un sólo ejercicio. De hecho, los números rojos no han parado de crecer con Mas al frente de la Generalitat.

En 2011 las pérdidas eran así de 8,7 millones y en 2014 han superado ya los 25 millones de euros. Eso a falta todavía de que se cierre el presente ejercicio, a pesar de que la Generalitat habla de equilibrio presupuestario.

Aumento de los costes

Una de las razones que explican este incremento de las pérdidas radica en el aumento de los costes. El mayor de todos ellos es el gasto en personal. La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales destinó a la retribución de su plantilla 127,13 millones de euros en el primer año de Mas en la presidencia y en 2014 batió todos los récord con un importe total de 158,7 millones.

Aunque es cierto también que en los presupuestos del presente ejercicio, la partida se reduce hasta 149,7 millones de euros durante estos últimos cinco años, que ha subido un 17,7 por ciento.

Los gastos de personal de CCMA son, de hecho, muy superiores a los de las grandes empresas nacionales de televisión. Según los últimos datos de los dos grandes operadores privados, en el último ejercicio Mediaset tuvo unos gastos de personal de 106,18 millones y Atresmedia de 119,3 millones de euros.

En esta partida destacan los sueldos de los principales directivos del ente público catalán.

El director de TV3, Eugeni Sallent, percibió en 2014 una remuneración de 164.965 euros. Su sueldo es superior incluso al de Artur Mas, que cuenta con un salario de 136.000 euros, según el portal de Transparencia de la Generalitat.

Por su parte, el presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Brauli Duart cobró 133.000 euros brutos.

La compañía presidida por Brauli Duart i Llinares reconoce que la sociedad presenta un fondo de maniobra negativo de 14,7 millones de euros, pero «espera hacer frente a sus compromisos» gracias a la aportación que reciba del Ejecutivo de Artur Mas durante el año 2015.

La Generalitat catalana ha aprobado, por su parte, realizar un préstamo a largo plazo de 35,5 millones de euros a la Corporación de Medios, además de concederle un aval de otros 63 millones de euros, según recogen las cuentas presentadas del año pasado.

A la ayuda prestada, se suma la subvención anual que recibe del Gobierno autonómico, que en 2015 asciende a los 225 millones de euros mencionados.

Los cinco años que ha permanecido Artur Mas al frente de la Generalitat han estado marcados por un conflicto con la plantilla de TV3, que también se han visto afectados por las medidas de ajuste que ha querido aplicar durante este periodo y que han sido visibles sobre todo en el ámbito sanitario.

De hecho, el pasado mes de julio la Audiencia Nacional declaró ilícito la reducción salarial aplicada por la Corporación desde enero de 2013.

Pagos pendientes a la plantilla

Los empleados de la CCMA aceptaron en referéndum un recorte voluntario y temporal del 5 por ciento para 2011 y 2012 a cambio de que se mantuviera la plantilla.

No obstante, esa reducción ha continuado aplicándose y según denuncian los trabajadores, desde 2013 la CCMA ha despedido a más de 300 empleados fijos y ha eliminado colaboradores y temporales.

La sentencia les obliga a abonar a los trabajadores todas las cantidades no abonadas desde 2013 con un recargo del 10 por ciento en concepto de intereses de demora, cerca de unos 30 millones de euros.

Para evitar que la devolución de estas cantidades comprometa la vuelta a equilibrio de sus cuentas, la Corporación y los trabajadores han llegado a un principio de acuerdo para devolver esas cantidades hasta 2018.

La televisión catalana se ha visto envuelta este verano en una polémica, ya que La Junta Electoral exigió a TV-3 que retirase su logo de verano similar por ser similar al de Junts pel Sí (la candidatura soberanista que concurre a las elecciones del 27 liderada por Artur Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras) (Los independentistas exigen a la independentista TV3 retirar su logo por parecerse al de ‘Junts pel Sí’).

La Junta determinó la «confusión / identificación que, en el periodo electoral, puede provocar la utilización» de esa imagen, al tener rasgos «similares o idénticos» al de la lista independentista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído