Daniel Lacalle clama contra el nuevo programa de Jesús Cintora: «Me editaron toda la intervención»

«Nos pueden editar, pero no nos pueden callar». Es la amarga queja del economista Daniel Lacalle, que ha estallado en Twitter contra el nuevo programa que el periodista Jesús Cintora estrenó en Cuatro el lunes 14 de marzo de 2016 al entender que le editaron «toda su intervención» (Entre el ridículo y el esperpento).

«Una y no más, Santo Tomás», ha sido la advertencia que ha lanzado Lacalle desde su perfil de la red social tras observar en qué quedo su participación en el estreno de ‘Cintora a pie de calle’ en el canal de Mediaset.

Cintora regresaba a la TV con su nuevo programa donde el periodista pretendía indagar en la economía sumergida y la implantación que tiene en nuestro día a día del dinero negro. Para ello terminó con una mesa de políticos donde aparecieron, entre otros, Juan Carlos Monedero (Podemos), Irene Lozano (PSOE), Francisco Latorre (Ciudadanos) e Iñigo Enríquez de Luna (PP). Pero antes contó con el testimonio de diferentes personas anónimas y también de expertos, como fue el caso de Lacalle, que a la postre se mostró muy desencantado con el espacio de Cuatro.

Según ha explicado posteriormente al portal Vertele, Lacalle se ha lamentado que en la conversación de veinte minutos que tuvo con Cintora y Antón Losada, el programa de Mediaset «sacó todo, palabra por palabra, de lo dicho por unos y otros» mientras que él se llevó la peor parte: «me han editado y de forma muy agresiva. No se puede hacer una edición tan desequilibrada entre ambas partes».

La productora del programa, Cuarzo, explicó por su parte, que «se graban muchas horas y luego se recoge lo mejor de cada intervención».

En el programa emitido el lunes 14 de marzo de 2016 Lacalle coincidió con Losada en un debate donde, según recoge la web del programa, el primero estimó en un millón la cifra de personas desempleadas que a su vez formaban parte de la economía sumergida mientras que el segundo hizo populismo fácil ante la audiencia al afirmar que: «la gente que trabaja por 200 euros sin seguro no son los beneficiarios de la economía sumergida, son las víctimas, aquí quien gana dinero con la economía sumergida es gente como Rodrigo Rato» mientras que Lacalle le replicaba que no era cuestión de beneficiarios o no porque la economía sumergida es simplemente una lacra.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído