Ana Rosa Quintana carga contra los líderes de la izquierda ‘escondidos’: «¡Aquí no dimite ni Dios!»

Pablo Iglesias no salió en toda la jornada posterior a los comicios del 26J ante ningún medio de comunicación. Se quedó reflexionando el ‘tortasso’, igual que la cúpula de su partido, tan activa siempre en las televisiones —La sonrisa de Podemos se vuelve llanto con el mayor fracaso electoral del 26-J –.

El elegido para comparecer en los distintos programas en la jornada de 27 de junio de 2016 fue el líder de En Comú Podem, Xavi Doménech, alguien que no tiene mucho peso en la ejecutiva podemita.

¿Qué significa esto? El sociólogo Javier Gállego lo explicaba con rotundidad en ‘El programa de Ana Rosa’ ya en 28 de junio de 2016: «Que la nueva política muy pronto ha cogido los vicios de la vieja».

Pero no estuvo de acuerdo la presentadora, Ana Rosa Quintana, cogiendo el comentario de su tertuliano y focalizándolo en Pablo Iglesias Y Pedro Sánchez, también ‘escondido’ desde el 26J, no como Albert Rivera y Mariano Rajoy que sí salieron ante (el primero en las televisiones y el segundo en rueda de prensa), ante los votantes: 

Pero esto no es porque se conviertan en vieja política, porque hemos visto en Europa a David Cameron, que le han pegado un revolcón impresionante, salir a los dos minutos y además dimitir. ¡Y aquí no dimite ni Dios!

Además, anduvo muy encaminada Ana Rosa, dado que el PSOE se encuentra en plena ruptura interna tras perder cinco escaños entre el 20D y el 26J de nuevo bajando el peor registro de la historia del partido —«Ya da igual que Pedro Sánchez esté o no; tienen que apoyar a Rajoy»–.

Y en Podemos, que esperaban tener posibilidades hasta de gobernar como primer partido de la izquierda, el líder Iglesias fue quien selañaló en 2014 que si no ganaba las elecciones podría marcharse —¿Es el momento de Errejón? El Iglesias más chuleta le dijo a Évole en 2014 que si no ganaba, se iba–.

Pero ahora nada de eso, de modo que las tensiones internas ya han surgido de nuevo y lo que se viene entre los podemitas puede ser un buen cisco —«A las 8 de la tarde, Pablo Iglesias y sus compinches se preparaban para ir a La Moncloa»–.

Finalizaba Ana Rosa:

A Pablo Iglesias y a Pedro Sánchez desde la noche electoral no les hemos vuelto a ver. Mi opinión es que Podemos al no haber apoyado a Pedro Sánchez, mucha gente se ha quedado en su casa.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído