La filóloga porno reconoce que se lió con famosos para ser popular

María Lapiedra: «Me dio asco liarme con Kiko Rivera»

"Kiko era muy bueno haciendo sexo oral. Me decía 'No voy a parar hasta que me pongas un diez de nota'. Al final se lo puse"

María Lapiedra: "Me dio asco liarme con Kiko Rivera"
Kiko Rivera y María Lapiedra (CAZAMARIPOSAS). TV

Si hubiera sido princesa también lo contaría, porque es una chorrada acostarte con un famoso e ir a la tele y cobrar que lo otro. Por eso no tendría ningún problema en contarlo

Una vergüenza de tomo y lomo, pero ahía siguen el capo Paolo Vasile, su empleado Jorge Javier Vázquez y resto de subalternos, haciendo grandes audiencias y cajas de postín. Está vez no en Telecinco, como es usual, sino en Divinity.

La amante de Gustavo González ha hecho un repaso a su lista de conquistas y ha confesado que, en más de una ocasión, se había acercado a famosos por interés.

El más conocido de todos fue el hijo de Isabel Pantoja y no ha salido muy bien parado:

«Me dio asco liarme con él».

Ha sido en el programa Cazamariposas, donde María Lapiedra ha recordado algunas de sus relaciones más conocidas, como las que mantuvo con Daniel Muriel, Víctor Elías o Kiko Rivera:

«He estado con famosos para conseguir popularidad».

Además, la actriz ha realizado una delicada confesión:

«Me dio asco liarme con Paquirrín. Bueno, el primer día. Asco no, pero al principio sí, pero después ya estás de fiesta, vas bebiendo tus cositas y tal. Era un montaje».

Además, María ha aprovechado para reiterar que, a pesar de su modus operandi, ella nunca ha sido ‘princesa’ (palabra que emplean en horario protegido para referirse a la prostitución):

«Si hubiera sido princesa también lo contaría, porque es una chorrada acostarte con un famoso e ir a la tele y cobrar que lo otro. Por eso no tendría ningún problema en contarlo».

No es la primera vez que María habla de su romance ficticio con el hijo de Isabel Pantoja. En 2016 confesó a la revista Lecturas:

«Hicimos que nos liábamos, él me mandaba mensajes a mi móvil y me los compraron en un programa. Nos repartimos la pasta; pagaban muy bien, como 13.000 euros. Lo bueno fue que al tiempo nos acabamos liando de verdad. Kiko era muy bueno haciendo sexo oral. Me decía ‘No voy a parar hasta que me pongas un diez de nota’. Al final se lo puse».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído