Y Aznar se pegó un tiro en el pie

Y Aznar se pegó un tiro en el pie

(PD).- Ya nada va a ser lo mismo en el PP. Este fin de semana no ha sido sólo el congreso del que ha salido elegido Rajoy, sino el origen de una nueva forma de hacer política: el marianismo. La decisión de prescindir de varios pesos pesados del «ala dura» del aznarismo ha sido el centro gravitatorio de la cita. Y Aznar llegó para defenderse a sí mismo. El tiro le fue directamente al pie.

Tras la derrota electoral del 9 de Marzo, la crisis ha recorrido la espina dorsal del PP. Su líder, Mariano Rajoy anunció su intención de seguir al frente del partido. Y sus rivales políticos comenzaron a tomar posiciones, aunque ninguno consiguió crear una candidatura para el congreso de Valencia.

El propio Aznar ha liderado la oposición de Mariano Rajoy en el congreso, reivindicándose a sí mismo. Pero el PP ya no es su PP. En su primer discurso, arropado por los acordes del himno de su partido, recogió una gran ovación, pero su discurso y su comportamiento generaron división.

La gran mayoría de los compromisarios no entendieron su desprecio a Rajoy con el saludo frío con el que saludó al presidente del partido el viernes, ni tampoco el discurso reivindicando «su» política y reprochando la manera de liderar el PP de Rajoy.

La urnas dijeron el resto. Mariano Rajoy se alzó con el 85 por ciento de los votos. Para los críticos, el resto. Este fin de semana se ha certificado definitivamente el divorcio entre el aznarismo y el marianismo. El ex presidente anunció su “apoyo responsable” al líder popular, pero el divorcio entre ambos ha quedado certificado.

“Nosotros tenemos que ser el partido en el que confíe la mayoría de los españoles, no el partido que gustaría a nuestros adversarios”.

Aznar fue este fin de semana la oposición a Rajoy. Ahora, es el momento de nuevo del silencio.

AZNAR: «HOY ME HE VUELTO MUDO OTRA VEZ»

«Hoy me he vuelto mudo otra vez». «Hoy me he vuelto mudo ya«. José María Aznar ya ha desquitado. Otra vez toca callar, un silencio responsable. Aznar aseguraba así que va a mantenerse en silencio después de intervenir el sábado ante el plenario del mismo con un discurso crítico hacia Rajoy.

El presidente de honor del partido ha acudido al congreso de Valencia a ensalzar a los que no están en el entorno de Rajoy: Ángel Acebes, Eduardo Zaplana, María San Gil y José Antonio Ortega Lara.

Mariano Rajoy le ha respondido a José María Aznar colocando a su mujer, Ana Botella, como miembro del Comité Ejecutivo nacional del PP.

ESPERANZA AGUIRRE, «EL VERSO SUELTO»

Y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha rendido a la evidencia: Mariano Rajoy ha ajustado las cuentas pendientes que tenía con ella después de que, tras la derrota del 9-M, amagara con presentar una candidatura alternativa a la del gallego.

«Evidentemente no he sido muy escuchada».

Preguntada sobre si le había molestado la imagen de «derrota» que se le da en muchos medios de comunicación, la presidenta lo ha negado «absolutamente», pero ha dicho que desde ahora se siente «el verso suelto dentro del poema«, en alusión a una celebre frase pronunciada hace meses por Gallardón acerca de su situación en el PP.

Además, desaparece Ignacio González del Comité Ejecutivo, segundo de Esperanza Aguirre en el gobierno regional y crítico con la gestión actual, aunque aparece otro aguirrista: el joven Juan José Güemes.

LOS CRÍTICOS, AGAZAPADOS

Con la llave del congreso ya echada, no parece que los críticos se vuelvan a sus casas resignados. Esto ha sido sólo el primer acto. Ahora llegarán las elecciones de verdad.

Escribe Pablo Sebastián en la Estrella Digital:

Lo ocurrido en el congreso del PP en Valencia beneficia a Rajoy, siempre y cuando el presidente del partido cumpla la promesa hecha de más trabajo y más dedicación a su liderazgo y al ejercicio de la oposición. Lo que será sin lugar a dudas esencial, de cara a las citas electorales de 2009 que ya están al llegar y en las que, los críticos derrotados, tienen puestas sus esperanzas, una vez que han entrado en el macabro juego de la ruleta rusa electoral, con el objetivo de que el PP pierda las elecciones a ver si así, ellos logran llegar al control y poder del partido.

Esa es la estrategia y la predicción de Esperanza Aguirre, el cuanto peor para el PP mejor para ella, sin darse cuenta que en el tambor del revólver de esa ruleta suya puede haber una bala de plata para su propia sien, porque si el PP va a la deriva, será ella quien perderá primero las elecciones de la Comunidad de Madrid. Lo que no sería de extrañar vista la fama de bruja y de habitante de la extrema derecha que se ha labrado ella misma, y visto el equipo, bajo sospecha, que la secunda, y del que con razón no ha querido saber nada Mariano Rajoy. No olvidemos que en la última ejecutiva del anterior PP el hoy reelegido presidente del partido, Rajoy le envió un claro aviso a Ignacio González, y su gente, sobre la importancia de “la honradez” en el manejo de los fondos públicos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído