Rosa Díez arranca los aplausos del PP al poner en su sitio a Tardà

(PD).- «Tomo la palabra como diputada nacional». Rosa Díez apoya la proposición de ley presentada por el Partido Popular en defensa de los derechos de las personas que quieren comunicarse en castellano en las Comunidades Autónomas donde existen varias lenguas oficiales. La diputada de UPyD se enfrentó a Joan Tardà, de ERC, que basó su discurso en insultos. Rosa Díez recogió los aplausos del Grupo Popular. Por fin.

Ha sido Alfonso Alonso el encargado de defender la iniciativa del Partido Popular. Argumentan que se trata de «defender la libertad» y de extender el espíritu que incluye el acuerdo entre populares y socialistas en el País Vasco. No obstante, el PSOE -una de cal y otra de arena- no respaldó la propuesta.

Sólo Rosa Díez apoyó la propuesta. «Se trata de una cuestión de derechos, no de sentimientos», le dijo al diputado Joan Tardà, que durante su intervención, fiel a su estilo trabucaire, acusó al PP de «genocidio cultural y lingüístico», habló de la «recuperada catalanofobia del PP» y la emprendió contra el Rey y contra Pedrojota Ramírez, Losantos y el ABC.

«Hoy hemos vivido un debate sobre los sentimientos y no sobre los derechos. Y yo voy a apoyar esa proposición porque defiende los derechos de los ciudadanos españoles en su conjunto, vivan en Cataluña, en Galicia, en el País Vasco o en cualquier otra parte de España».

«Estamos aquí para contraponer argumentos, y no adjetivos, y no descalificaciones. Ya somos mayores, todos, para que nos tengamos el respeto debido como representantes de la soberanía nacional. Usted, señor Tardà, o cualquiera de los diputados que votará en contra de la proposición de ley, podrá estar en contra de nuestra argumentación, podrá decir que no se están conculcando derechos de los ciudadanos, que no se está produciendo una situación en la que en España, desde la Administraciones autonómicas, y con el silencio y la aquiescencia del Gobierno de la Nación, se están convirtiendo a los ciudadanos en ciudadanos de primera y de segunda…»

Y ha concluído:

«Señor Tardà, yo soy vasca, de las vascas que no hablan euskera, pero una vasca con los mismos derechos que los que lo hablan».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído