La Guardia Nacional ayudó al último golpe del chavismo contra la democracia

Así saltó Juan Guaidó la verja de la Asamblea Nacional para intentar evitar el golpe de Estado chavista

La dictadura de Nicolás Maduro ha comenzado 2020 haciendo lo que mejor sabe hacer: utilizar a las fuerzas del Estado y la violencia para aplastar a las instituciones democráticas y consolidar a la tiranía chavista. La ‘Revolución Bolivariana’ impidió la entrada de los diputados de la oposición venezolana en el pleno para elegir a la nueva directiva de la Asamblea Nacional, donde ya estaba prevista la victoria de Juan Guaidó por la amplia diferencia de votos a favor del presidente interino de Venezuela.

En un momento de desespero, el presidente encargado Juan Guaidó saltó una de las verjas del Palacio Federal Legislativo para intentar entrar a la sesión ilegal que instaló el chavismo para juramentar a Luis Parra como presidente de la Asamblea Nacional. En el material audiovisual difundido en redes, se observa al líder de la oposición venezolana trepando la reja de la institución política, mientras era agredido por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Aunque los diputados de la oposición intentaron saltar el bloqueo de las fuerzas de seguridad del chavismo, la confrontación física permitió retenerles mientras que los diputados del chavismo, así como los diputados traidores de la oposición (incluso excluidos de los partidos políticos donde militaban por sus negocios bajo mesa con el régimen de Nicolás Maduro) orquestaron el golpe contra la última institución democrática que existía en Venezuela. 

El «traidor» Luis Parra

Sin contar con el quórum, o los votos necesarios, el exdiputado de Primero Justicia, Luis Parra, se juramentó arbitrariamente como presidente de la Asamblea Nacional tras el asalto del Parlamento por parte de diputados chavistas y los “opositores” salpicados por escándalos de corrupción.

Luis Eduardo Parra Rivero es un diputado expulsado del partido Primero Justicia y que integraba la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional. Según la investigación publicada por ArmandoInfo, Parra fue quien orquestó las acciones de la Comisión de Contraloría en defensa de Lizcano, vinculado a la trama de Alex Saab.

Las negociaciones entre el diputado Luis Parra y Carlos Lizcano han sido constantes, según reporta ArmandoInfo, y dieron lugar a la conformación de un grupo importante de parlamentarios de varios partidos que se movilizaron para favorecer a empresarios que realizan negocios turbios con el chavismo.

Entre los documentos obtenidos para el reportaje figuran unas facturas, de hasta 500 mil euros, de la empresa Agroleón Molinos para Salva Foods, la compañía de Lizcano. El propietario de Agroleón Molinos es Roger León, un empresario que, curiosamente, es amigo cercano del diputado Luis Parra.

Algo que llama la atención con la factura mencionada es que la misma fue enviada por correo al diputado Luis Parra y a Carlos Herrera, quien además de amigo personal de Parra es ex concejal del Distrito Metropolitano de Caracas y director del portal Primicias24. Curiosamente, Parra y Herrera viajaron juntos este año a Europa junto a los parlamentarios Conrado Pérez y Richard Arteaga para intentar limpiar la imagen de Saab, según se presume.

Posteriormente, el portal Primicias24 publicó numerosos artículos para mejorar la imagen de Lizcano y de su empresa Salva Foods.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído